Una carrocería de alta gama

La máquina. En deportes como el motociclismo o el automovilismo la destreza del deportista no determina únicamente el ganador de una carrera. En juego hay otros elementos externos, como los vehículos y su carrocería. La cuerda de las raquetas no gana sets ni tampoco los sticks meten goles o los bates determinan el número de ‘home run’, como sí en cambio las motos o los coches en los deportes antes mencionados ayudan a ganar campeonatos, por eso las mejores escuderías son las que compiten por el título. Algo parecido ocurre en el Espanyol, que sin duda cuenta con un Ferrari como garantía.

San Diego. Porque la carrocería del Espanyol fue la que le ayudó a ganar ante el Oviedo, en un partido espeso, atascado, de lo que en el ideario colectivo se resume en los términos Segunda División. No hicieron méritos los pericos, que no lograron imponerse en la primera mitad ni en el juego ni en las áreas, y contaron con Diego López como mejor jugador, al sacar al menos dos manos salvadoras. Pero su cilindrada le ayudó a acelerar y a que la moneda cayese de su lado justo cuando todo parecía abocado al 0-0. La moto, de Pedrosa, arrancó para anticiparse y provocar un penalti. Y el lujoso RdT, que acabó con dos puntos en la ceja, hizo el resto, tocado por esa varita mágica que le ha hecho marcar 75 goles en 194 encuentros oficiales en su carrera. Como un coche que guardas en el garaje solo para lucir en ocasiones especiales.

Estrategia. Con esta garantía, y a la espera de que se cierre la plantilla, parece que esta será la receta de Vicente Moreno en los partidos especialmente lejos del RCDE Stadium: ser ordenados, sólidos, no equivocarse y esperar que en esos 90 minutos aparezca el gol. El Espanyol no tiene que ser el mejor piloto. Solamente debe aprovechar la calidad, no dar un paso en falso y esperar que la naturaleza del juego haga el resto. Normalmente, las mejores carrocerías suben al podio si no se equivocan. 

Semana clave. Entre tanto acelerón y olor a neumático, es indiscutible que el Espanyol se enfrenta a una semana determinante en la configuración de su plantilla. El mercado se cierra en siete días y muchas son las incógnitas. Jugadores como Diego, Calero, Mérida, Embarba o Wu Lei están siendo los más regulares y destacados, con más luces que sombras. Puado, Miguelón o Melendo también han sumado, como Dídac. Las dudas se ciernen en Cabrera, Roca, Darder, David López y especialmente RdT, que logró marcar siete meses después. De ellos y de los sustitutos de los que se marchen también dependerá que la carrocería siga siendo de alta gama. Eso sería una gran ayuda. Circule como un Seat o un Mercedes, el motor del Espanyol es el más rápido del circuito.