Dos fallos de Varane mataron al Madrid

El sospechoso inicial era Militao, pero la tuerca que falló fue Varane. Y no una, sino dos veces. Siempre me pareció que sin Sergio al lado no es lo mismo, aunque resulte demasiado audaz pensar así de quien fue campeón del mundo con Francia. Pero ayer estuvo desastroso. Regaló literalmente los dos goles, y aunque sigue mereciendo el mismo respeto su figura de jugador digno, este partido es una mancha en su historial. El Madrid anda corto de gol, de hecho sólo consiguió uno y necesitaba al menos dos, pero la seguridad defensiva le ha permitido ganar LaLiga. Pero ayer el fondo del saco tuvo un descosido llamado Varane.

Una pena, porque las condiciones del partido no eran malas en principio. Al Madrid le venían bien los meses pasados entre un partido y otro. Tras el 1-2 del Bernabéu, el City estaba en una inercia magnífica. Pasado el tiempo y con las diez victorias seguidas del Madrid, podía ser otra cosa. De hecho, a ratos me pareció que el City tenía dudas, y eso que pronto sacó oro (gracias a Varane) de su presión alta. Pero atrás es un equipo flojo, como se vio en el empate del Madrid. Lástima que Benzema (excelente en todas sus acciones), tenga tan poca compañía arriba. Algo de Rodrygo, al que le falta atrevimiento y nada de Hazard.

Hazard merece párrafo aparte. Entre que llegó gordo (imperdonable), luego se lesionó, luego no se cura por más que se alargue la temporada, liquida el curso con un gol. Justamente el aplazamiento daba la ocasión de recuperar a este jugador, pero nada justifica que esté jugando tan persistentemente en lugar de Vinicius, ese alborotador infatigable. Ya veremos si el curso que viene regresa mejor. Al menos que venga delgado. Pero no hay duda de que desde que se fue Cristiano a la Juve el Madrid no tiene el poderío en ataque que se exige en estos niveles, por más que Benzema haga el doble que lo que venía haciendo. El gol es caro y metidos en obras...