Sólo un escalón más para el Real Valladolid ante el Barça

Tan cerca tiene el Real Valladolid la permanencia matemática que esta semana, desde la derrota de Mestalla del martes, se ha hecho más larga que cualquier otra desde la reanudación de LaLiga. Los blanquivioletas se encuentran a un escalón, a una victoria propia o a una derrota-empate del Mallorca, de convertir la salvación virtual en matemática. No es el mejor rival el Barça para dar este paso en Zorrilla hoy, pero es el contrario que toca y así lo asumen los blanquivioletas.

Ganar supondría romper varias barreras para los pucelanos. La primera, la más obvia, sumar 42 puntos que le librarían de cualquier carambola y le permitirían vivir la última semana de competición con la tranquilidad de los deberes ya hechos. La segunda sería la de derrotar, por fin, a un grande. Desde que Sergio González llegó a Valladolid, los blanquivioletas han hecho fantásticos partidos ante los equipos Champions, pero por circunstancias de todos los colores, no es momento de enumerarlas, nunca sumó los tres puntos, pese a que más de una vez se hizo acreedor a ellos. Y, la tercera, supondría que los vallisoletanos en esta Liga harían un pleno. Los pucelanos han sumado frente a 18 equipos diferentes y sólo el Barça resiste a ese empuje castellano en la temporada 2019-20. Ganar o, al menos, sumar, significaría hacer un pleno blanquivioleta que ratificaría la regular temporada del segundo presupuesto más humilde de Primera División.