Es el año del Atleti en Champions

El sorteo de la final a 8 de la Champions que se celebra en Lisboa no ha sido nada malo para el Atleti. El Leipzig de Dani Olmo será el rival de cuartos y si le gana ese partido único se vería en semifinales con el ganador del PSG-Atlanta. No será sencillo, pero el Atleti tiene opciones claras de llegar a la cuarta final de Copa de Europa de su historia. Y será local si llega a la final, donde se podría encontrar de nuevo al Madrid. O al Barça. O ninguno de los dos.

Es el año del Atleti en Champions. La Liga de Campeones vuelve a ser la obsesión de los aficionados colchoneros. El Atleti debe dar el do pecho para ganar el título que le falta y que necesita en sus vitrinas. El nuevo formato obligado por la crisis del coronavirus es muy atractivo para los amantes del club, una especie de mundialito en agosto, y una oportunidad para plantarse en la final en dos partidos. Simeone no puede desaprovechar esta oportunidad.

La gesta de eliminar al Liverpool, con Marcos Llorente como héroe de Anfield, fue lo mejor del Atleti de una temporada irregular en LaLiga. Le han lastrado los 15 empates, su record histórico, para competir por un campeonato que debía haberlo competido con el Madrid y el Barça. En el regreso a la competición en este minicampeonato de once partidos se ha demostrado que lo de temporada de transición que vendía el Cholo era una excusa del técnico argentino para justificar por qué no sacaba rendimiento ofensivo a la indudable calidad y categoría de los jugadores del Atleti.

El gran potencial colchonero se ha visto en los ocho partidos que ha disputado después del parón. El RB Leipzig es un buen equipo pero ha perdido los goles de Timo Werner que ha firmado por el Chelsea y no jugará los cuartos. Simeone tiene un su mano manejar el equipo como lo ha hecho en el regreso del fútbol, sin especular con el resultado y yendo a por el rival desde el principio, sin regalar los primeros tiempos, como ha sucedido en, al menos, diez partidos de Liga y alguno en la fase de grupos de la Champions como el jugado en Leverkusen en noviembre en el que el Cholo les echó un broncón a sus jugadores espectacular.

"Dale alegría, alegría a mi corazón, que la Liga de Campeones es mi obsesión", este cántico versionado el tema de Fito Páez se escucha a la hinchada del Atleti en su campo. En agosto lo volverán a cantar desde sus casas en España para que se escuche en Lisboa. No será facil. Pero sí es posible.