Un penalti absurdo condena al Zaragoza

Semana negra. El Real Zaragoza también perdió en Montilivi y sale por ‘goal-average’ de posición de ascenso directo después de nueve jornadas consecutivas en la segunda plaza de la clasificación. Un inocente e innecesario penalti de Clemente sobre Stuani en el minuto 53 decidió la victoria del Girona en un partido que hasta entonces estaba igualado y con alternativas. El equipo aragonés pudo adelantarse antes en dos centros envenenados de Puado y Luis Suárez, pero el gol le otorgó al Girona la serenidad que necesitaba y obligó ya al Zaragoza a jugar contrarreloj y con unas prisas que le superaron.

A veinte minutos del final, Víctor Fernández se jugó ya el todo por el todo dando entrada a Soro por James y de golpe a Álex Blanco, Delmás y Linares por Burgui, Vigaray y Puado, pero el partido ya estaba cuesta arriba y los cambios no reactivaron a un equipo desesperado, que ha perdido cuatro de sus seis últimos partidos y que se ha complicado de forma extraordinaria sus opciones de alcanzar el ascenso directo. Quedan cinco jornadas y todo está muy apretado, pero el Zaragoza ya no depende de sí mismo. Y por si el panorama no se hubiera torcido ya lo suficiente, Luis Suárez vio por protestar su quinta tarjeta amarilla del segundo ciclo y será baja por sanción el lunes frente al Rayo Vallecano.