La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

¿Cómo influye una buena flexibilidad en tu tenis?

Descubre todos los beneficios que una buena flexibilidad puede aportar a tu tenis y mejora día a día en esta faceta para optimizar tu rendimiento.

djokovic_flexibilidad

En cualquier actividad física que vayamos a realizar, intervienen multitud de atributos físicos que debemos desarrollar tanto como sea posible para mejorar nuestro rendimiento.

Como ya hemos contado muchísimas veces en este blog, el tenis es un deporte muy completo y, por ese motivo, nuestro cuerpo debe funcionar como el engranaje de un reloj. Hoy, concretamente, vamos a ver de qué manera influye en esta disciplina el hecho de tener una buena flexibilidad.

Influencia en tu rendimiento

La flexibilidad es una faceta que a menudo pasa desapercibida en el tenis, porque su gran influencia transversal en tu juego está eclipsada por otras aptitudes más notorias como la técnica, la velocidad o la explosividad.

Si te fijas bien, gozar de una buena flexibilidad va a mejorar la amplitud de tu zancada, por lo que tu velocidad se verá influida positivamente. Asimismo, si consigues ser más elástico vas a lograr un mayor rango de flexión durante el servicio y vas a generar una potencia añadida a tus saques.

Prevención de lesiones

A medida que vayamos mejorando nuestra flexibilidad, iremos reduciendo la probabilidad de contraer inoportunas lesiones. Si nuestros músculos y articulaciones están excesivamente rígidos, cualquier sobreesfuerzo o movimiento brusco que vaya más allá de nuestro rango de movimiento podrá provocarnos molestias físicas que limitarán nuestro tenis.

Desequilibrios musculares

Muchos de los que jugamos asiduamente al tenis podemos presentar ciertas asimetrías. Por ejemplo, en el hombro correspondiente a nuestro brazo dominante solemos tener mayor fuerza que en el hombro no dominante, pero menos flexibilidad. Realmente, ese desequilibrio muscular se puede apreciar en multitud de áreas del tren superior, lo que podría desembocar en lesiones de espalda y rodilla. Por ese motivo, si trabajamos correctamente y de manera continua nuestra flexibilidad, podremos amortiguar bastante los efectos negativos de dichos desequilibrios.

Partes más importantes

Para jugar al tenis tampoco necesitamos ser contorsionistas. En cualquier caso, debemos trabajar especialmente la flexibilidad del core, hombros, antebrazos, piernas y cadera. Estas son las partes de nuestro cuerpo que deben ser más flexibles en este deporte, así que enfócate en mejorar sobre todo la elasticidad en estas zonas.

Estira con regularidad

Después de haber visto la gran influencia de la flexibilidad en el desarrollo de nuestro tenis, se hace indispensable que adoptemos una tabla de estiramientos que podamos seguir con regularidad. Para ello, puedes pinchar en este enlace para descubrir numerosos ejercicios que te ayuden a configurar un programa que se adecúe a tus necesidades.