Incertidumbres y rotaciones

El Real Madrid llega al momento clave de la temporada con dudas, sin saber bien a qué atenerse. Los malos resultados, dos derrotas y un empate en los últimos cuatro partidos, afectan a la confianza, pero también contribuyen a la inquietud algunas decisiones que afectan al grupo y no terminan de entenderse. Un ejemplo, el segundo máximo goleador de los blancos esta temporada, Rodrygo, jugó este fin de semana con el Castilla. ¿Tan sobrado está el primer equipo de gol? Parece que no. Por otra parte, ¿qué ha pasado con este chico para que haya perdido el sitio que se ganó en noviembre con goles? ¿Le ha pasado algún compañero con su racha goleadora? ¿Dónde está que yo no lo veo? Otra, el francés Mendy le había comido el puesto a Marcelo, pero lleva dos partidos chupando banquillo y no es que el brasileño haya demostrado haber recuperado su nivel de hace años.

¿Por qué? No cuela la historia de las cuatro tarjetas y la llegada del Barcelona porque lleva tres jornadas advertido y ese ciclo se podría haber gestionado mejor. Valverde, la noticia más fresca en meses, entra en las rotaciones a pesar de su juventud, mientras que otros veteranos, Varane o Sergio Ramos, no necesitan descanso. Evidentemente, el cuerpo técnico tendrá algunas razones y algún plan en la cabeza, pero como Zidane no lo explica nos quedamos sin saber su motivación y sus justificaciones. El caso es que las últimas tres semanas han instalado al equipo en la incertidumbre y, con la lesión de Hazard, aún más. ¿Cuál es el plan ahora que llega lo definitivo?