Mejor sabrá la clasificación

Digo yo que habrá que pensar eso. Porque como primera reflexión no me sale otra cosa. Mejor sabrá la clasificación para la gran final de la Copa del Rey. Porque en Anduva a la Real Sociedad le va a tocar sufrir una barbaridad. Eso habrá que tenerlo en cuenta. Por el entorno, por el contexto y porque el Mirandés tiene un puñado de buen fútbol y aprieta de lo lindo. No, no va a ser fácil. Y cuánto antes se lo metan en la cabeza los txuri-urdin, mejor preparados estarán para los 90 minutos definitivos con los que tiene que intentar merecer estar en La Cartuja de Sevilla.

Aunque lo primero que tiene que cambiar es la forma de encarar la Real el partido de vuelta en Miranda. Porque no puede volver a salir tan sobreexcitado, como queriendo hacer más de lo que cada acción y momento le demandaba, con una responsabilidad excesiva, que quizá el contexto del encuentro tampoco pedía. Ese fue el gran error de la Real, su perdición, lo que le hizo jugar mucho peor de lo que realmente le hemos visto, lejos de su mejor versión. Y aún así, pese a no jugar bien, el equipo realista se lleva una ventaja mínima al partido de vuelta. No es mucho, pero es algo a lo que agarrarse. ¿Qué pensabais? ¿Que la Real iba a ganar 5-0 para ir luego a Anduva a festejar solo el pase a la final? Estaba convencido de que no iba a ser así. No entiendo el poso de decepción y de tristeza. Como si se hubiera perdido. Jugar una final exige sudor y sangre. Así que preparaos para la batalla final. Este equipo merece que sigamos creyendo. ¿Cómo no vamos a creer? Hoy Sevilla está más cerca, aunque parezca más lejos. ¡Mejor sabrá la clasificación!

PD: Martin Merquelanz y Jon Guridi dieron en Anoeta la lección definitiva para ganarse un dorsal en Primera la próxima temporada con la Real. Más no se puede hacer para demostrar que lo tienen ganado. Porque en la vuelta no quiero que sigan demostrando nada. No hace falta, amigos. ¿Vale?