Mercado abierto, puja constante

No es al estilo Christie´s, ni una subasta pero el mercado de invierno, a veces se le parece. El Numancia no se ha quedado quieto en este mes de enero y ha movido ficha. Las llegadas de Erik Morán, Bernardo Cruz y Aguado (que como contamos en AS está casi hecho) son piezas importantes de cara a reforzar a un equipo que por méritos propios, impulsado por el cuerpo técnico dirigido por Luis Carrión, se ha encaramado a la sexta posición. César Palacios ha tenido, y tiene, trabajo por delante y es que además de las incorporaciones está el trabajo de cara a renovar a pesos pesados de la plantilla. Todos los despachos del fútbol profesional están que arden. El efecto rebote y arrastre puede modificar plantillas que no se esperan, léase por ejemplo nuestro artículo de Sevilla-Girona-Numancia. Muchos piensan que se puede aprovechar poco de este mercado, otros creen siempre se puede encontrar algo. De todos modos estos jugadores, los que forman la actual plantilla se han impregnado del pundonor y valores numantinos, otrora olvidados. Como dijo Einstein: “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.