Las Palmas-Santander: fútbol y Galdós

Las Palmas de Gran Canaria y Santander, tan lejanas una de otra, cada una en un extremo de España, abrazadas ambas por el mar, permanecen unidas para siempre desde que, el 14 de enero de 1894, don Benito Pérez Galdós se comprara un terreno en los altos del Sardinero para edificar “San Quintín”, su residencia en la ciudad cántabra, en la que tanto le gustaba estar. En su calles gozaba Galdós y en su casa se deleitaban, bajos sus realistas letras y sus bellos acordes de piano, sus muchos amigos y visitantes. Allí quiso su hija María que estuviera su Casa-Museo, hoy en su isla natal, pero esa es otra historia.

La de este fin de semana, ni que fuera un guiño del destino como esos que continuamente ponen a Galdós en nuestra vida, une a Racing y Las Palmas, que mañana se enfrentan muy cerca de donde vivió el mejor escritor español de siempre, Cervantes mediante. Lo harán, además, el día en que se cumplen 100 años y 15 días de su muerte, en Madrid. Las tres ciudad de su vida. Muy cerca, en Fuenlabrada, le rindió homenaje la UD precisamente el 4 de enero con aquel “Galdós Centenario” en su camiseta. Mañana debería repetir. También, por qué no, el propio Racing. Dos de sus paraísos. Se impone un homenaje común al fútbol y a Galdós.