Courtois, uno de los nuestros

Desde que emulase a Santillana en Mestalla, Courtois ha entrado por fin en el corazón de la tropa madridista. La sombra alargada de Keylor evitó que la temporada pasada el belga fuese el de Atleti, Chelsea o Bélgica. Incluso, esta temporada la inició con dudas. Pero desde hace tres meses ha afilado sus guantes, ha agigantado su enorme figura y ha logrado que la portería del Madrid parezca un muro impenetrable. Esta Supercopa se recordará por sus decisivas paradas ante los guerreros del Cholo. El penalti detenido a Thomas fue impresionante. Tibu ya es querido por el Bernabéu de forma incondicional. Este sábado le espera una ovación de las buenas...