El Clásico en Mestalla

Siendo importante como es el partido ante el Valencia, la trascendencia del Clásico condiciona los planes de Zidane para ese choque, porque en el Camp Nou se juega mucho más que la clasificación. Más allá de los tres puntos, ese partido puede condicionar lo anímico; dependiendo de si te llevas un meneo, si plantas cara o si eres superior, las sensaciones para lo que resta de curso serán completamente diferentes. El Real Madrid necesita salir indemne de su visita al Barça y por ello tiene que presentarse allí a tope. Casemiro es fundamental para intentar controlar a Messi, así que arriesgarse a que vea una tarjeta mañana sería un error.

Rodrygo apunta a compañero de Benzema en Barcelona, es el segundo goleador del equipo y esa pólvora será muy necesaria el miércoles, por lo que el brasileño podría dejar en Valencia su lugar a Vinicius o Bale. Mestalla tiene que dar la dimensión de la profundidad del banquillo madridista, porque indudablemente lo del Camp Nou tiene mucho más riesgo y es ahí donde Zizou debe poner su mejor equipo posible para competir ante el primer rival por el título liguero.