El milagro de Rodrigo y la locura de Celades

"¡Es un milagro, es un milagro!", repetía Rodrigo a la cámara segundos después de que Turpin pitara el final. Corto se quedaba. Si el 15 de agosto alguien le dice a Lim que Rodrigo iba a dar el pase a octavos de un equipo español, habría cogido el móvil para felicitar a Gil Marín. Y si el 11 de septiembre, hace justo hoy tres meses, alguien le dice a Celades en su primer día, con la que había montada, que el Valencia iba a estar entre los 16 mejores de Europa siete años después, le habría tomado por loco.

Pero los principales artífices de este exitazo son los futbolistas. El equipo que nunca se rinde otra vez. Hicieron todo lo que tenían que hacer para ganar este partido en el Johan Cruyff Arena. Y echó al Ajax de la Champions. Rodrigo marcó y Jaume paró pero sería injusto resaltar a alguno. Todos se merecen el alegrón.