Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Hermoso tiene la tarea pendiente de crecer en autoestima

Hermoso tiene una oportunidad única de crecer en el Atlético. Hasta el momento, en las comparaciones que se le hacen en especial con Lucas, está perdiendo y todavía le quedan asignaturas pendientes, como por ejemplo controlar el fútbol aéreo que llega sobre la portería de Oblak. Tampoco termina de coger el esquema cholista para tapar los huecos que se abren en el medio con los errores del centro del campo rojiblanco en ataque. Además, se está encontrando con el inconveniente de no tener a Godín a su lado. El uruguayo ha sido en los últimos años el pilar básico del muro rojiblanco, el que ha permitido que futbolistas como Savic o Giménez se hayan amoldado a las teorías de Simeone y ha conseguido que Oblak haya sido el portero menos goleado en nuestra Liga en las últimas temporadas.

Cualidades tiene Hermoso para ser un central de los importantes. Tampoco le deben volver loco en hacerle jugar como lateral. Su posición, como demostró en el Espanyol y hasta con la Selección, es la de defender en el centro de su área. Le falta confianza y no tener que pasar cada partido que sale al campo, en especial en el Metropolitano, un examen. Hacerle crecer en su autoestima es una tarea pendiente de los técnicos y seguro que en poco tiempo tendremos a un titular indiscutible del Atlético y de España. Virtudes tiene para ello.