Competición
  • Clasificación Eurocopa

Sigüenza, el Doncel y la activa Peña Seguntina

Sigüenza es un pueblo que rezuma historia nada más entrar en sus empinadas calles. Se encuentra a 130 kilómetros de Madrid y a 69 de Guadalajara, siendo el principal núcleo de población de la Serranía (4.496 habitantes). La palabra Sigüenza viene del término prerromano de origen céltico Segontia (viene a significar 'victoria'). Por eso, el gentilicio de los residentes del pueblo es seguntino/a.

Sigüenza fue reconquistada por los cristianos en 1124 y desde ahí empezó la construcción de su imponente catedral, que es el gran reclamo turístico del pueblo. El obispo Bernardo de Agén ordenó el inicio de las obras y el obispado siguió la misión hasta que se construyó por completo en el siglo XVI. Es de estilo románico-cisterciense con acabado gótico y muchos elementos renacentistas en su interior. En la capilla de los Arce está la famosa estatua del Doncel de Sigüenza, principal foco turístico del pueblo. También llama la atención la fortaleza medieval que formaba el alcázar de los obispos seguntinos, ahora convertido en Parador Nacional.

La ciudad se nutre también del foco de población que llega de sus 27 pedanías: Alboreca, Alcuneza, El Atance, Barbatona, La Borbolla, Bujalcayado, Bujarrabal, La Cabrera, Carabias, Cercadillo, Cubillas del Pinar, Guijosa, Horna, Imón, Matas, Mojares, Moratilla de Henares, Olmedillas, Palazuelos, Pelegrina, Pozancos, Querencia, Riba de Santiuste, Riosalido, Torre de Valdealmendras, Ures y Villacorza.

Ellos permiten que la ganadería y la agricultura complementen el sector servicios, el más importante como lo refleja que hace dos años fuese nombrada Sigüenza 'Capital del Turismo Rural 2017'.

La peña madridista está en su gran año, dado que han cumplido sus Bodas de Plata. Se fundaron en 1994. Un grupo de amigos (Luis García Romero, José Antonio Salmerón, Santiago Mayor y José Cerezo) inauguraron la Peña Madridista Seguntina. Tres años después fueron nombrados presidente y vicepresidente José Trigo y José Antonio Loranca, que siguen ahí 22 años después. Buen trabajo, amigos. 

Ya son 212 socios al corriente de pago (40 euros al año los adultos), que disfrutaron en la comida de las Bodas de Plata con los veteranos Salguero y Morales como invitados de honor. Buen cartel.