Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

Un liderato más que inesperado

No deben haberse registrado en las casas de apuestas muchos usuarios que se jugaran su dinero a que el Sevilla iba a ser líder en la cuarta jornada del campeonato. Un liderato que ahora mismo no sirve más que para confirmar que los de Lopetegui tienen 10 puntos, ni uno más ni uno menos. Pero el caso es que tampoco debía haber muchos sevillistas que creyeran que su equipo iba a ser capaz de ganar sus primeros tres partidos lejos de Nervión. Históricamente, y más aún en los últimos tiempos, al Sevilla se le escapaban este tipo de duelos, algo a lo que parece que se le ha sabido dar la vuelta en este más que notable inicio de temporada en el que tanto Reguilón como Jordán están destacando sobre el resto.

El cambio principal es que el nivel de la defensa y del centro del campo ha crecido exponencialmente. Eso ayuda a que el Sevilla ya no sea ese equipo al que todo le va en contra. Ahora los rebotes se van fuera, el VAR se revisa de aquella manera y, principalmente, el rival casi no tira a puerta. En el debe, el equipo de Lopetegui debe rentabilizar de alguna manera todo el juego de ataque que genera y transformarlo no ya en goles, que sería lo ideal, sino al menos en ocasiones claras. El cuadro de Monchi parece que se ha quedado corto en la delantera, algo que por ahora no es problema para liderar la tabla.