Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

Goles a pares de Rodrigo y Alcácer

La noche que empezó con un recuerdo a Quini acabó con goleada, como era menester. Fue, claro, un partido de una sola dirección, un abordaje continuo de España a un área protegida por una línea de cinco precedida por otra de cuatro. Partido incómodo, y encima sin emoción, porque lo dábamos por ganado de antemano, del mismo modo que desde el sorteo damos por hecho que nos vamos a clasificar. La Selección cumplió con honradez y sus dos delanteros, Rodrigo y Alcácer, resultaron al final los triunfadores de la noche, con dos goles cada uno ante el estimable meta Nielsen, el mejor de Islas Feroe. Fue su homenaje a Quini.

Los goles siempre vienen bien a los delanteros, pero en este caso, más. Rodrigo ha pasado semanas de nervios con un pie en el Atleti, traspaso que se desbarató al final. El asunto le ha dejado incómodo ante su afición, y estos goles le darán seguridad. En cuanto a Alcácer, pelea por hacerse indispensable en un puesto en el que quizá ya lo fuera de no ser por su paso por el Barcelona, donde perdió comba. Fue una mala decisión, porque allí iba de suplente forzoso y los suplentes no meten goles. Ahora los marca en el Borussia y también en la Selección, y eso le alimenta en un puesto en el que compite con Morata, Costa, Aspas...

Eso dejó el partido: cuatro goles y a España consolidadísima en lo alto del grupo, con 6 victorias en 6 partidos; 18 puntos, a 7 de Suecia y a 8 de Rumanía. Obviamente, la clasificación ya es un hecho, como lo es que el próximo partido servirá para que Sergio Ramos desempate con Casillas (ahora están igualados a 167) y se convierta en el jugador más veces internacional de nuestra historia. Toda una proeza de continuidad de un futbolista entusiasta, superdotado físicamente y con un manejo técnico superior. Sólo se le puede señalar un defecto: a veces va demasiado de sobrado, toma riesgos innecesarios. Pero sus cualidades los compensan.