Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

Un Zaragoza a velocidad de vértigo

El Real Zaragoza acabó con su maleficio en Santo Domingo, donde sólo había obtenido un triunfo en sus seis visitas anteriores, y sigue en las alturas de la clasificación, segundo a dos puntos del Cádiz, con siete goles a favor y sólo uno en contra. El equipo de Víctor Fernández se sobrepuso, además, a la importante ausencia de James Igbekeme, baja de última hora por una lesión muscular, y completa con esta victoria el mejor inicio de estas siete campañas en Segunda División. Todo fueron buenas noticias en Alcorcón, porque el ghanés Dwamena y el japonés Kagawa, quizá a los que más les había costado brillar en este inicio de campeonato, elevaron notablemente sus prestaciones futbolísticas y marcaron la diferencia, junto a esa fiera del área que es Luis Suárez. Es pronto, muy pronto, pero todo pinta bien.

El Zaragoza fue una furia en la primera parte, una furia desatada que se llevó literalmente por delante al Alcorcón, al que ayudaron a deshacer sus propios errores. Dwamena, en su mejor tarde, abrió pronto la cuenta y el partido pasó a gobernarlo la velocidad del Zaragoza, esa quinta marcha a la que juega especialmente Luis Suárez. En plena avalancha, Grippo, Dwamena, Vigaray y Atienza tuvieron el segundo gol, pero fue Luis Suárez, otra vez él, el que acabó haciendo diana al filo del descanso. Tercer gol del colombiano, que se está revelando como un fichaje extraordinario. Como los de Atienza y Vigaray, dos colosos. El Alcorcón salió a por todas en la segunda parte, pero la salida de Javi Ros volvió a templar al Zaragoza, que recuperó el balón y el mando del partido y cerró su triunfo con un tercer gol maravilloso.