Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Hazard: una lesión de pretemporada

Las pretemporadas son proclives a las lesiones debido a la gran carga de trabajo físico. Los largos viajes, madrugones, pesadas esperas en los aeropuertos, cambios constantes de usos horarios y un largo etcétera son las causas de las lesiones en pretemporada. Y no solo de lesiones musculares, sino también de lesiones articulares importantes.

La nueva estrella del Madrid, Hazard, se ha lesionado en el recto anterior de la pierna izquierda. Es una lesión con pronóstico de tres a cuatro semanas. No tiene importancia desde el punto de vista médico, pero sí desde el punto de vista mediático. El jugador, como todos los fichajes importantes de grandes equipos, necesita un periodo de adaptación al medio: a la nueva ciudad, nuevos compañeros, nuevos sistemas de vida y costumbres y nueva alimentación.

Hazard todavía no ha demostrado nada en el Real Madrid y, psicológicamente, el futbolista está en estado de alerta máxima, con enormes deseos de demostrar que es un gran jugador. Esta situación le está creando un estado psicológico de ansiedad, en el que los sistemas de alerta de su organismo están elevados, provocando cierta descoordinación neuromuscular y en consecuencia más propensión a la falta de precisión y a la lesión muscular. El recto anterior es un músculo traicionero, ya que permite rápidamente iniciar la carrera continua a buen ritmo, pero al forzar al máximo y golpear el balón puede resentirse.

Es importante que la presión mediática no sea grande para el jugador para evitar que una lesión de tres o cuatro semanas se convierta en una lesión de dos meses.