Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

Pogba, un fichaje a fuego lento

El Madrid no debe ponerse nervioso ni acceder a los delirios de grandeza del United, empeñado en ponerle a Pogba un precio que no está acorde con la realidad del mercado. Soy el primero que aboga por el fichaje del francés, pero pedir por él 180 o 200 millones de euros es como decir ahora que De Ligt es ya mejor que Sergio Ramos: absurdo e irreal. Todo a su tiempo y respetando los tiempos de cocción. Para empezar, Pogba es el que le ha dicho a sus jefes que quiere irse. El Madrid no secuestra a nadie, se limita a intentar contratar a un jugador que él solito se ha puesto en el mercado.

Además, los red devils deben poner los pies en la tierra y asumir su cruda realidad actual: son un equipo de Europa League, no de Champions. Si se empeñan en negar la evidencia, al final se van a comer a un Pogba desmotivado y problemático para el vestuario. Todas esas variables las maneja el Madrid con inteligencia en esta negociación. Para empezar, hasta el 2 de septiembre hay tiempo para consumar un fichaje que a mi entender será finalmente ejecutado.

Ya sé que el 8 de agosto se cierra el plazo de contrataciones en la Premier, pero si pasa esa ventana el enfado de Pogba irá en aumento y finalmente los Glazer tendrán que analizar la situación con una visión empresarial y no emocional. Los observatorios que tasan los fichajes le han puesto al francés un precio justo que oscila entre los 100 y los 120 millones de euros. Eso sí es razonable y es un pago que el Madrid sí está dispuesto a desembolsar para satisfacer la petición expresa y prioritaria de Zidane. Yo ya vi llegar a Ronaldo, a Modric y a Bale al límite del mercado de fichajes. El verano sigue siendo muy largo. Por contradictorio que parezca, el tiempo juega a favor del Madrid...