Competición
  • Copa América
  • Mundial Femenino
  • Copa de África
  • Champions League

Víctor y su decisión más deseada

Víctor Fernández hará oficial su decisión cuando el Real Zaragoza consiga la permanencia matemática. Lo tiene ya hablado con los principales del club aragonés, con los que ha mantenido a lo largo de esta semana varias conversaciones sobre su futuro, conversaciones sinceras y productivas, cargadas de responsabilidad y de cariño y afecto a unos colores y a un escudo. El clamor unánime de la afición pidiéndole al técnico que reconsiderara su decisión de marcharse en junio abrió de par en par la puerta a su continuidad, y en las últimas horas las posibilidades de que siga en el banquillo de La Romareda la próxima temporada han crecido de forma exponencial. Nada puede darse aún por definitivo, pero ya nadie duda de que Víctor es el mejor entrenador para el Zaragoza, y ese afecto que día a día se le está trasladando al técnico, desde la calle al vestuario, compensa emocionalmente todos los riesgos del cargo.

No es fácil ser profeta en tu tierra, y acaso menos todavía en Aragón, además de que el fútbol acostumbra a no tener memoria, pero, por suerte para el Zaragoza, Víctor Fernández es una singular excepción. Después de una carrera brillante —es el cuarto entrenador que más partidos ha dirigido en la historia de Primera División—, y cuando no pensaba volver a entrenar, no dudó en aceptar en diciembre la llamada desesperada del Zaragoza, y ha cumplido sobradamente con el encargo. Ahora el reto sería mucho más difícil, porque aquí de lo que se trata es de ascender a Primera, pero Víctor nunca ha sido, precisamente, un cómodo ni un reservón.

0 Comentarios

Normas Mostrar