Competición
  • Champions League

Pogba o Kroos, cañones o mantequilla

Como el Madrid-Athletic tuvo tramos aburridos, de cuando en cuando caímos en la narración de Carrusel en temas circundantes. En un momento dado, Álvaro Benito lanzó una pregunta al aire: ¿traer a Pogba a costa de Kroos mejorará o empeorará al Madrid? Él mismo se contestó que lo empeoraría. Mijatovic estaba de acuerdo, aunque matizando si hablábamos del Kroos de años anteriores o del de este curso. Tomás Roncero fue tajante: “En el Madrid, el que la hace, la paga”. Se refería con eso a que su forma de dejarse ir esta temporada le hacía merecedor de que el club le enseñe la puerta de salida. Y es un jugador bien cotizado.

Por mi parte, comenté que cada vez que veo a Pogba deseo que me guste, y no lo consigo del todo. Pero es un jugador de enorme fuerza, que va y viene, tiene cabezazo y marca bastantes goles. Un jugador para llenar el campo y bascular el equipo, pero sin juego. Kroos, aun con su calma y cierta pereza para bajar, ha servido para manejar partidos, como escolta de Modric. Conoce los secretos del ritmo en el medio campo, se muestra, se apoya bien en los compañeros, tiene buen pase y un excelente toque a balón parado, sea para los córners o para las faltas fuera del área. Pero marca muchos menos goles y a veces tiene sangre de horchata.

Es el dilema de los cañones y la mantequilla, tan difíciles de comparar. Kroos sabe más, tiene estilo, Pogba es un émbolo que recorre el campo a grandes zancadas y manda por alto en las dos áreas. La cuestión es que a Zidane le gusta, y pienso incluso que lo considera el pilar de su nuevo proyecto. El otro día le contestó a Agustín Martín que va a cambiar el sistema. Desde luego, traer a Pogba es todo un cambio respecto lo que ha sido el medio campo del Madrid en estos años, más allá del dibujo. Pero es que el equipo de las cuatro Champions en cinco años ha envejecido, y además le falta Cristiano, y Zidane quiere empezar algo nuevo y diferente.