Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

Zidane empezó dictando cinco indultos

El madridismo recibió unas gotitas de ‘felizidane’ muy necesarias después de los últimos sucesos. El técnico regresado empezó dictando un indulto general con la liberación de cinco jugadores que llevaban tiempo fuera, y los cinco funcionaron. El Madrid ganó el partido, aunque sin alardes, pero dejando un cierto aire de esperanza, respirado en una tarde primaveral de esas que dan para ver el mundo con los mejores ojos. Keylor, Marcelo, Isco, Asensio y Bale, los indultados, jugaron bien en distinto grado. Muy bien los dos últimos. Keylor hizo un paradón enorme la única vez que fue exigido. Marcelo cumplió. Isco no brilló, pero hizo gol.

¿Por qué volvieron los cinco? A mi juicio hay distintas razones. Keylor le gusta a Zidane, se sabe. Es su portero y hasta se plantó en conferencia de prensa para disuadir al club de fichar a Kepa, cuando estaba muy a tiro. A Florentino, sin embargo, le pica la nariz cada vez que ve a Keylor, y anduvo detrás de De Gea, luego de Kepa, por fin trajo a Courtois y veía con malos ojos, y así lo hizo saber, que Lopetegui siguiera con Keylor en la Champions. Pero a Zidane, decía, Keylor le gusta, y como además Courtois no nos ha impresionado, ha vuelto a él. Así de paso sienta sus reales. Le explica a Florentino que no admite intromisiones.

Otra cosa son los otros cuatro. En qué caso los tenga ‘in mente’ para su plan de futuro y en qué caso se trate de darles valor de cara a un mercado en el que para comprar de lo bueno habrá que vender, ya lo iremos sabiendo. Yo tengo mis suposiciones. Veo a Isco fuera si viene Hazard, veo a Bale fuera en cualquier caso, espero que Asensio se rehaga y siga, y a Marcelo le tienta irse a la Juve. Por cierto, que jugó bastante bien hacia arriba, pero siguió desentendido atrás. Por lo demás, Zidane empleó los cambios para repartir guiños, cosa que irá haciendo progresivamente con otros. Todo fácil ante un Celta que sin Iago Aspas se queda en muy poco.