Competición
  • Amistosos
  • LaLiga 1,2,3
  • NBA
  • Clasificación Eurocopa
  • Copa Argentina
  • Hoy en As
Amistosos
Azerbaiyán Azerbaiyán AZE

-

Lituania Lituania LIT

-

Arabia Saudí Arabia Saudí KSA

-

Equatorial Guinea Equatorial Guinea EQU

-

Myanmar Myanmar MYA

-

Indonesia Indonesia INS

-

LaLiga 1,2,3
NBA
New Orleans Pelicans NOP

-

Houston Rockets HOU

-

Boston Celtics BOS

-

San Antonio Spurs SAS

-

Golden State Warriors GSW

-

Detroit Pistons DET

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Sacramento Kings SAC

-

Clasificación Eurocopa
Turquía Turquía TUR

-

Moldavia Moldavia MOL

-

Portugal Portugal POR

-

Serbia Serbia SER

-

Kosovo Kosovo

-

Bulgaria Bulgaria BUL

-

Francia Francia FRA

-

Islandia Islandia ISL

-

Montenegro Montenegro MON

-

Inglaterra Inglaterra ING

-

Andorra Andorra AND

-

Albania Albania ALB

-

Luxemburgo Luxemburgo LUX

-

Ucrania Ucrania UCR

-

Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Deportivo Laferrere Deportivo Laferrere

-

Zidane, ahí te quiero ver

Cuando Zizou pegó la espantada y dejó tirado a Florentino, no se hacía una idea del estropicio que estaba montando. Realmente, el francés estaba huyendo de la responsabilidad que suponía administrar una plantilla abotargada de éxitos y encima lastrada por la marcha de su mejor y más ambicioso futbolista. Sin Cristiano, como se está demostrando, el Madrid no sólo perdía goles y victorias. Perdía también carácter y ambición. A pesar de todo, Zidane nunca debió imaginar que el proyecto que lo relevara fuera a tener un fracaso tan estrepitoso, hasta el punto de poner al presidente en la tesitura de repescar al indomable Mourinho. Pero Florentino es muy listo y sabía perfectamente que, para el momento difícil que viene ahora, es necesaria una figura de consenso y unanimidad, alguien a quien no se le discutieran las decisiones antes incluso de tomarlas y llevarlas a cabo.

Por su parte, el técnico francés era consciente de que le debía una al presidente y no podía negarse una segunda vez a agarrar el toro por los cuernos e intentar ayudar a superar la era "post CR7", pues hubiera pasado por desagradecido y cobarde. Celebrado como un título, su regreso viene cargado de responsabilidad, vuelve para tomar decisiones y reformar su plantilla, echar a algunos de sus muchachos, convencer a gente nueva de que se una al proyecto y seguir compitiendo con el Barcelona de Messi… sin contar con Cristiano. Todo lo que pase a partir de ahora llevará su firma y su responsabilidad. Y encima lo tiene que hacer con una sonrisa, de largo su mejor cualidad.

0 Comentarios

Normas Mostrar