Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Masters 1000 Shanghai
Fórmula 1
1 1:27.064

S. Vettel

Ferrari

2 a 1:27.253

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 1:27.293

V. Bottas

Mercedes

7 a 1:28.304

C. Sainz Jr.

Mclaren

1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Gran Canaria CAN

80

BC Andorra AND

67

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

79

Baskonia BAS

75

FINALIZADO
Estudiantes EST

87

Manresa MAN

79

Victoria de prestigio y buenas caras

Luis Enrique se estrenó con una victoria de prestigio, que nos coloca en muy buena posición en este arranque de la Liga de Naciones. Visto más de cerca, el partido nos deja una idea de ataque buena, en fórmula y jugadores, con más interés en la llegada y el tiro del que veníamos viendo desde hace tiempo. Y también más tiro de fuera. La presencia de Saúl fue muy positiva, con su trabajo de largo recorrido, sus irrupciones en el área (suyo fue el primer gol) y su gusto por el disparo. Hasta ahí el lado bueno. El malo es que el equipo no defendió bien. Retrocedió mal, mostró agujeros en las bandas y estuvo blando. A cambio, se rehabilitó De Gea.

El nuevo equipo salió en 4-3-3 y salvo Marcos Alonso, todos los de la primera alineación habían estado en el Mundial. Pero el equipo era otro. No tuvo el toque excelso de los jugones del tiqui-taca, pero manejó bien el balón y miró más a la portería. Enfrente, Inglaterra pareció un grupo de menos empaque del que vimos en el Mundial, y hasta menos optimista. Quizá el chaleco de Southgate fuera talismán (ayer se lo dejó en casa), pero el caso es que en este tiempo el equipo ha perdido convicción y hasta nervio. El propio estadio no apretó, hasta muy al final, cuando se acercaba el término del partido y los suyos crearon algunas ocasiones.

Entre las buenas noticias destacan el rendimiento de Rodrigo, excelente atacante, el papel de Saúl, y la rehabilitación de De Gea, al que Inglaterra sienta bien, sin duda. Tuvo una intervención extraordinaria que seguramente le devolverá la confianza. En el grupo, incluido el seleccionador, se notó un deseo grande de arroparle. Ahora nos veremos con Croacia en Elche, el martes. Un segundo partido que servirá para definir mejor el nuevo rumbo, porque hacen falta dos puntos para dibujar una línea. Con más días de trabajo, las concesiones atrás se pueden corregir. De momento, lo que hay son tres puntos y buenas caras. Estupendo.