Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

Al ataqueeeerrrr

Al ataqueeeerrrr

Magia. Horas antes del partido de La Rosaleda fallecía un malagueño querido y admirado por todos: Gregorio Esteban Sánchez, ‘Chiquito de la Calzada’. Su humor único y genuino identificaba el tono saludable con el que los malagueños se toman la vida. Por eso el España-Costa Rica arrancaba con ese homenaje sentido, que se hizo extensivo a Manuel Sanchís (padre) y Feliciano Rivilla, dos ilustres también fallecidos en estos últimos días. Isco, paisano de Chiquito de la Calzada, homenajeó a su manera al ‘Condemor’ y al ‘pecador de la pradera’ con una actuación muy de Isco. Caños, amagos, fintas en seco, pases parabólicos, controles orientados, pisaditas… Jugaba en casa, pero eso no amilanó su chistera mágica. Al revés. Ya antes del pitido inicial se escuchaba el recurrente “Isco, Isco, Isco”, el cántico de moda en casi todos los campos de España. Sólo se le puede parar con patadas, como la que le dio el fornido Waston (el héroe que metió a los ticos en Rusia con un gol agónico de cabeza) hasta forzar que se fuera del partido. Isco ya no es la promesa que emigró de La Rosaleda al Bernabéu en el verano de 2013. Ahora es una bendita realidad y habitual compañero de viaje en La Roja de Iniesta y Silva (ese tridente de oro parece intocable para Lopetegui), al igual que en el Madrid lo es de Kroos y Modric. Isco es mucho Isco. Me da que en Rusia la va a liar…

Galones. Pese a que Costa Rica irrumpió en la cita como un camarero sin bandeja (las ausencia de Keylor Navas, Brian Ruiz y Campbell eran de mucho peso), Julen se tomó la cita con el rigor de un debut mundialista. Con la excepción del debut de Arrizabalaga por De Gea y el cambio obligado de Odriozola (muy bien de nuevo el donostiarra) por el lesionado Carvajal, el resto era el once que posiblemente veremos de inicio en los campos rusos. Basta ver el número de internacionalidades que sumaban algunas parejas. Ramos (148) y Piqué (93) acumulan 241. En la medular Busquets (101), Silva (117) y mi paisano Iniesta (122, con golazo incluido) suman 340. Casi 600 partidos repartidos entre sólo cinco jugadores, que conforman la columna vertebral de un equipo al que se suman la velocidad de Jordi Alba, la sobriedad de Nacho, la versatilidad y el talentazo de los Thiago y Asensio, la velocidad de Iago Aspas, y el instinto goleador de Morata. Mantenemos la esencia y encima ahora tenemos mucho más gol que en las últimas grandes citas (Brasil 2014 y Francia 2016). Firmamos una manita estupenda ante Danny Carvajal, el portero del Albacete al que le queda mucho para ser como Keylor. Una goleada feliz. Como diría Choquito de la Calzada: “Al ataqueeeeerrrr”.

Silva, a por el Niño. El canario ha pasado de jugón a killer del área. En la Premier ha aprendido el oficio del gol y ya suma 35 con España con su doblete ante los paisanos de Keylor. Ojo que está a solo tres de Fernando Torres. Como mucho, en Rusia le superará. Y por delante ya sólo le quedarán Raúl (44) y Villa (59). Enorme el genio de Arguineguín.

La Rosaleda de España. Málaga fue de nuevo el jugador número 12 de la Selección. Un público entregado, vibrante, enchufado y luminoso. Málaga siempre fue un buen aliado para España. La tierra de Migueli, Juanito, Fernando Hierro… e Isco. Málaga y La Roja mezclan bien. Que no sea la última vez que los veamos caminar de la mano.

0 Comentarios

Normas Mostrar