Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

FINALIZADO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

A falta de Messi, tuvimos una gran final

A falta de Messi, tuvimos una gran final

Xavi levantó la orejona, el tercer trofeo en catorce días. Gloriosa despedida de un jugador único, que se va dejando un ejemplo y un reguero de títulos. Eje del juego durante muchos años, suplente discreto este último. Se va Xavi, pero el Barça se ha reconstruido sin él. Con otro estilo, con un juego más rápido y menos meditado, pero con la misma eficacia. Empezó el curso mal, entre dudas y discusiones, pero ha ido a más, ha jugado este año 2015 cada mes mejor que el anterior y se ha hecho con tres títulos, que abren la puerta de otros tres posibles. Y se ha hecho con su quinta Copa de Europa.

El Barça era claro favorito, pero ¡qué duros de pelar son siempre los equipos italianos! Tras una ventaja rápida del Barça, que hacía presentir goleada, la Juve se mantuvo en pie, aguantando como podía atrás, soltando contraataques, siempre con Morata como feliz referencia. Así llegó al descanso y al regreso de él incluso mejoró. Morata marcó, haciendo acariciar el sueño a los madridistas. Y entonces vimos al Barça pasarlo realmente mal un largo rato. Salió de la pesadilla gracias a un penalti no pitado y al inmediato contraataque, culminado por un tiro de Messi que rechazó Buffon y Luis Suárez remachó.

Fue la única acción brillante de Messi, que hizo un partido menor. Quizá por eso la Juve aguantó viva hasta el final, cuando ya expirando el descuento Neymar remachó el marcador. Sólo entonces pudo darse por terminada una final emocionante, que corona al Barça pero deja en buen lugar a la Juve, capaz de hacérselo pasar mal a un equipo que venía avasallando. Mención especial merece Morata, que está para cualquier cosa, y cuyo destierro en Turín para proteger a Benzema se entiende peor cada día. Y elogios todos, por una final hermosa, luchada, llena de jugadas de área. Una final para recordar.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar