McEnroe apuesta por Djokovic

McEnroe apuesta por Djokovic

McEnroe se lo comenta a Delmás: “Nadal no puede ganar siempre. Tarde o temprano perderá. Ahora todos esperan ese momento”. No es que el mundo se haya puesto en contra de Nadal, pero McEnroe sabe lo que dice. Después de haberse proclamado ocho veces vencedor de Roland Garros, después de haber ganado a 45 rivales, entre ellos a Djokovic en cinco ocasiones y a Federer en otras tantas, y después de haber perdido solamente ante uno, Soderling, a quien a cambio derrotó tres veces, Nadal tendrá que volver a perder en París algún día... o algún año. Eso sería noticia. Por eso dice McEnroe que se espera ese momento. Y como ve a Nadal preocupado, triste y angustiado deja entrever que puede ser ahora... y ante Djokovic.

McEnroe, como jugador enorme que fue, conoce el lenguaje corporal de los tenistas. Advierte que Nadal ha perdido la sonrisa. Tiene razón. Da la impresión de que no disfruta en la pista, de que sufre en las victorias aunque sean claras, de que le cuesta encarrilarlas. Y como parece que Djokovic será quien le aguarde en la final, McEnroe dice lo que dice. El serbio lleva cuatro victorias consecutivas sobre Nadal, y la última precisamente sobre la tierra de Roma hace menos de un mes. Se le nota, además, fuerte y ansioso por ganar el Grand Slam que le falta. McEnroe tampoco ganó nunca Roland Garros. Por eso se pone en la piel de Djokovic y cree que es su oportunidad. Dicho esto, será con el permiso de Nadal, que Nadal es mucho Nadal.

Comentarios

Comentarios no disponibles