Malos y, además, muy torpes

Malos y, además, muy torpes

Hay que ser muy tonto para tomar un asunto en donde eres la víctima, el partido Racing-Girona (alineación indebida de manual y robo arbitral clamoroso), y acabar convertido en el tramposo por antonomasia del fútbol español. Sí, yo, como el resto del planeta, me creo a pies juntillas que intentaron la trapacería denunciada. Es más, viendo lo espabilados que son los Hermanos Malasombra ("somos malos de verdad, como una espina que solo sabe pinchar"), me espero la grabación completita de IPhone como traca final.

Tan tontos como para intentar comprar las acciones de Isabel Bolado a un íntimo amigo  de Manolo Higuera y a otro de Bernardo Colsa. Lástima que en la charlotada de Girona no estuviera Berdejo, no vaya a irse de rositas. Él estaba por esas fechas perdiendo (y facturando por ello, supongo) por enésima vez el caso de las fichas tipo 'P'. Tampoco el racinguismo debe olvidar las innumerables veces que han pedido ayuda a los jueces para librarse de esta lacra y estos se han hecho los suecos. Justo García Barros, Miguel Ángel Agüero, Mar Cabrejas y algún otro estarán hoy chapoteando tranquilamente en la playa. Seguro que no les remuerde la conciencia por no haber oído los gritos de socorro de miles de racinguistas.

Comentarios

Comentarios no disponibles