Keirrison está en la historia culé

Keirrison está en la historia culé

Y Henrique, el defensa cedido al Racing, también. Se trata de los dos únicos jugadores de la historia del Barça que ficharon y no fueron presentados ante su afición. Desde que se puso de moda presentarlos, claro. Dicen las malas lenguas que Laporta no tuvo valor para hacerlo. El Barça pagó 14 millones de euros por Keirrison y 10 por Henrique, 24 del ala. Y quienes mejor conocen el mercado brasileño, Minguella uno de ellos, juran que pocos meses antes de llegar al Barça te traías a los dos por dos milloncejos la pareja. Guardiola dijo que no los quería ni ver y eso debió pesar en su no presentación: vale que los traigáis, pero shows, los justos. Henrique se fue a Alemania y acabó en Santander, y el otro aterrizó en el Benfica, donde sus cifras son extraordinarias.

Ha jugado 199 minutos desde que llegó y ha marcado un gol en un amistoso, claro. Por delante tiene a Cardozo, Nuno Gomes (que negocia con el Cartagena) y al gran Saviola. Jorge Jesús, técnico benfiquista, tampoco quiere ni verle. Como Guardiola. Y el Barça trata se colocarlo antes de que se cierre el mercado de enero. Igual en las próximas elecciones culés nos cuentan más sobre esto