Ramos es un 'XY' de verdad

Ramos es un 'XY' de verdad

Lo políticamente correcto tiende a imponer un igualitarismo entre sexos que muchas veces se convierte en una uniformización y en una negación de lo que nos caracteriza. Pero los cromosomas no se preocupan de las modas ni del poder pseudofeminista. Las mujeres se definen por su XX y los hombres por su XY. Es ley de vida. También en el fútbol cierta corriente pretende quitarle importancia a la capacidad física de los jugadores y reniega de su "nivel de testosterona". Olvidándose de que el fútbol no es como la danza sino que sigue siendo un deporte donde se enfrentan veintidós cuerpos duros y musculosos.

De este tema justamente estuvimos hablando ayer, antes de la intervención de Luis Aragonés, con unos queridos colegas (entre los cuales se encontraba, por cierto, una mujer). Y todos estábamos de acuerdo en que, quizás, a la Selección española le faltaban más hombres de verdad, de los que impresionan sólo con una mirada, de los que se imponen por su mera virilidad natural. Hombres como Sergio Ramos.

El sevillano nos parecía el típico modelo de atleta que te hace ganar partidos, sea cual sea la acritud de la batalla. Veo esencial para el Real Madrid que pueda contar a diario con un hombre como él. Sergio sólo tiene veintiún años pero su esencia tan masculina irradia en el terreno de juego. Y si le añadimos su buena técnica y su excelente "coco", aquí tenemos el prototipo del futbolista del siglo XXI. Ser un poco "macho ibérico" no tiene por qué quitar talento ni mérito. A nadie.