Temas del día
Estas leyendo

Dormir poco, engorda

LIVE&LIFE / SALUD

Dormir poco, engorda

Nos pone de mal humor, estamos agotados e incluso con el estómago del revés pero dormir poco nos afecta mucho más de lo que creemos. Según una serie de estudios recientes, dormir menos horas de las necesarias favorece el sobrepeso y aumenta el riesgo de padecer diabetes e hipertensión.

Al parecer el metabolismo se altera cuando no dormimos lo suficiente de forma habitual lo que nos provoca un aumento del apetito, nos inclina por alimentos más calóricos, sobre todo carbohidratos, y quemamos menos grasas, lo que provoca sobrepeso y obesidad. Además, se reduce la secreción de insulina en el páncreas lo que aumenta el riesgo de padecer diabetes. En una investigación reciente de la Universidad de Medicina de Harvard se ha testado una reducción de un 8% de la capacidad del cuerpo para quemar calorías tras someter a un grupo de voluntarios durante tres semanas a alteraciones de sueño, lo que equivale a un aumento de peso de unos cinco kilos y medio al año. Aun así, apuntan los científicos encargados de este estudio, los efectos son reversibles ya que el metabolismo se reguló tras nueve días de sueño reparador y la principal causa del aumento de peso sigue siendo la dieta

Otro estudio de la universidad de Stanford subraya estas conclusiones. Asegura que las personas que duermen menos de cinco horas, comparadas con las que duermen ocho, producen más niveles de grelina y un descenso de los de leptina, lo que provoca un aumento del apetito por los alimentos hipercalóricos para intentar sustituir la energía que no recuperó durante el sueño.

Los niños, especialmente sensibles

Y si la falta de sueño afecta a los adultos, los niños son un colectivo especialmente sensible a este déficit. El Centro de Investigaciones Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición de España (CIBERobn) asegura que se ha evidenciado una elevada proporción de niños obesos entre los niños que presentan una disminución de las horas de sueño. Y matizan que dormir una hora extra por la noche ayudaría a controlar la obesidad infantil ya que se reduciría hasta un 36% la posibilidad de sufrir sobrepeso.

Otro estudio realizado en Nueva Zelanda indica que por cada hora menos de sueño diario entre los 3 y 5 años, el riesgo de sobrepeso a los 7 aumenta en un 64%. Y un tercero de la Universidad de Chicago añade que además de al peso, dormir poco en los niños también provoca más riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes.

También te puede interesar