NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | GRAN BRETAÑA

Tres carreras para el adiós de Dovizioso: “Me retiro tras Misano”

El tres veces subcampeón mdel mundo, con Ducati, no ha triunfado en su regreso a Yamaha y acabará el año antes de tiempo

SilverstoneActualizado a
Andrea Dovizioso.
PAU BARRENAAFP

Va a ser verdad eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Al menos lo es en el caso de Andrea Dovizioso, que en su regreso a la competición, tras ser tres veces subcampeón de MotoGP con Ducati, otro como cuarto clasificado y un año sabático, no ha brillado en ningún momento en su regreso a Yamaha, como piloto del equipo satélite RNF, y ahora anuncia que se retirará definitivamente de la competición tras la carrera de Misano.

El campeón de 125cc en 2004 y tres veces segundo de MotoGP (2017, 2018 y 2019) afronta este fin de semana en el GP de Gran Bretaña la primera de sus tres últimas carreras, esta de Silverstone, la de Austria y la de Misano, muy cerca de su casa, para colgar allí el mono después de la carrera y no tomar parte ya en las dos importantes jornadas de entrenamientos posteriores al GP de San Marino. Su lugar desde ese momento lo ocupará Cal Crutchlow, que es el probador de la fábrica de los diapasones.

Dovizioso, que es ganador de 15 carreras de MotoGP, 4 de 250cc y 5 de 125cc no es un piloto cualquiera, pero su reaparición con la Yamaha satélite, marca para la que ya corrió en 2012 no ha resultado nada satisfactoria para ninguna de las partes. El año pasado ya corrió cinco carreras, para sustituir a Morbidelli, y en este tiempo el mejor resultado obtenido fue el undécimo en Portugal.

El italiano se despide así: “En 2012 la experiencia con Yamaha había sido muy positiva para mí y desde entonces siempre he pensado que, tarde o temprano, me hubiera gustado tener un contrato oficial con Yamaha. Esta posibilidad se presentó, en realidad de una manera algo atrevida, durante 2021. Decidí darle una oportunidad porque creía firmemente en este proyecto y en la posibilidad de hacerlo bien. Lamentablemente, en los últimos años MotoGP ha cambiado profundamente. La situación es muy diferente desde entonces. Nunca me he sentido cómodo con la moto y no he podido aprovechar al máximo su potencial a pesar de la valiosa y continua ayuda del equipo y de todo el mundo en Yamaha”.

Continúa el de Forli: “Los resultados fueron negativos, pero más allá de eso, todavía lo considero una experiencia de vida muy importante. Cuando hay tantas dificultades, necesitas tener la capacidad de manejar bien la situación y tus emociones. No alcanzamos los objetivos deseados, pero las consultas con los técnicos de Yamaha y con los de mi equipo siempre han sido positivas y constructivas, tanto para ellos como para mí. La relación se mantuvo leal y profesionalmente interesante incluso en los momentos más críticos: no era tan obvio que eso sucedería. Por todo esto y por su apoyo, agradezco a Yamaha, a mi equipo y a los patrocinadores involucrados en el proyecto su apoyo. No salió como esperábamos, pero era correcto intentarlo. Mi aventura terminará en Misano, pero la relación con todas las personas involucradas en este desafío permanecerá intacta para siempre. Gracias a todos”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?