NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DAKAR | LLOVERA

“Tengo un punto de loco, pero no lo soy”

Albert Llovera afronta su octava participación del Dakar como embajador de Ford Trucks y con “una locura, que existe para superarnos a nosotros mismos”.

MadridActualizado a
“Tengo un punto de loco, pero no lo soy”
A90PRODUCCIONES

“Yo no soy ni Sainz, ni Alonso”. Él es Albert Llovera, un piloto que tiene “un punto de loco, pero no soy un loco”. El andorrano asegura que “si fuésemos locos ni siquiera continuaríamos en ningún campeonato porque ningún equipo te llamaría” y afortunadamente, este invierno podrá tomar la salida del que será su octavo Dakar, quinto a los mandos de un camión. La buena nueva se ha desvelado durante su presentación como embajador de Ford Trucks, marca con la que abordará los desafíos del desierto dentro del equipo FESH FESH, unido a esa “locura que existe para superaros a nosotros mismos”.

Se trata de un proyecto “embrionario” junto a un camión “totalmente nuevo (con 9000 kilos y 1050 CV) en el que se ha trabajado cinco o seis meses”. La maquinaría comenzó a ponerse en marcha durante “la última semana de julio” y se quedaron sin vacaciones para limar los detalles de un prototipo, que descubrirán a fondo a medida que vayan acumulando kilómetros en el desierto. Durante la aventura le acompañarán dentro de la cabina Margot Llobera como copiloto y Peter Vojkovsky como mecánico, y juntos tratarán de llevar hasta la meta un Ford que renueva ilusiones dentro de un equipo del que Llovera ha querido destacar “todo el sistema de valores que tienen”.

El piloto andorrano se ha enfrentado a “un gran día” que comenzó a forjarse con la publicación de una imagen junto a un Ford. Y lo que en principio estaba encaminado a la reacción de otra marca, ha acabado desembocando en una alianza que permitirá a Llovera seguir disfrutando de un Dakar que revive tres veces, edición tras edición: “El primero cuando llego hasta aquí o el día 31 (de diciembre) para tomar la salida, el segundo es el que todos conocemos y el tercero es cada día cuando me bajo del camión. Me es más fácil cuando estoy dentro que cuando estoy en el vivac”. Sin embargo eso no le impide “aprovechar cada oportunidad” que se le pone por delante y mucho menos, salir a competir mientras le pasan lista “los mejores”: “Porque me siento muy bueno, el mejor”.

Ese convencimiento también ha tenido mucha culpa de que desde Ford Trucks hayan depositado toda su confianza hacia un piloto como Albert, que más allá de lo profesional, también ha convencido por lo personal como reconoce José Luis Quero, CEO de la marca en España: “Albert encarna todo aquello que considero importante en el equipo humano que dirijo y que intentamos trasladar a nuestros clientes con nuestro eslogan de ‘Compartimos la carga’. Su historia personal lo dice todo. Es una persona para el cual no existen los límites, a pesar de su discapacidad, y que disfruta al máximo con todo el que hace. Su capacidad de sacrificio es un ejemplo para todos.”

“Una experiencia de vida”

Tanto la marca como el piloto “hablan el mismo idioma” y eso ha generado una conexión que dentro del habitáculo ya ha dejado “muy buenas impresiones”. ¿Un objetivo? Se irá descubriendo durante la carrera, pero “en lo que no nos ganará ningún otro es en el empuje y el valor”, de un equipo que sirve para “cerrar un círculo” como reconoce Margot. La copiloto se aficionó al Dakar escuchando las historias de su tío Albert, “quería vivir las experiencias que nos contaba” y después de tres visitas al desierto en moto y un año de copilotaje, ha llegado el momento de volver a experimentar “una experiencia de vida” que para Llovera comenzó en 2007.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?