NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RAIDS

Audi activa el “modo carrera”

La marca de los cuatro aros pondrá al RS Q e-tron E2 a prueba durante el Rally de Marruecos con vistas al Dakar. “Veremos lo bien que trabajamos”, dice Sainz.

Actualizado a
El Audi RS Q e-tron E2, en el test de Marruecos.
Audi Communications Motorsport

Si llegamos a una primera conclusión de todo el trabajo que están desarrollando en Audi para acabar imponiéndose en el Dakar con un proyecto completamente nuevo a todo lo conocido hasta ahora, es a la de cómo cambian las cosas de un año para otro. Si echamos la vista atrás, a estas alturas de la temporada la marca de los cuatro aros trabajaba a destajo para tener a tiempo el prototipo con el que surcarían el desierto de Arabia y ahora, antes de afrontar su segunda participación en la carrera más dura del mundo, tendrán incluso la oportunidad de ponerse a prueba a nivel personal y también, a nivel colectivo.

Después de una importante fase de desarrollo en la que han conseguido, entre otras cosas, reducir el peso del RS Q e-tron E2 y ganar agilidad, en Audi han activado el “modo carrera” como reconoce su nuevo director de competición Rolf Michl. Ahora que se enfrentan a unos objetivos más ambiciosos de cara al próximo Dakar, “Marruecos será un ensayo general para el nuevo coche”, reconoce el alemán, después de dos sesiones de test completadas (en Zaragoza y Marruecos) que no son suficientes para terminar de afinar la máquina.

La falta de rodaje del RS Q e-tron condicionó especialmente su primera semana en el Dakar hace tan solo un año (por problemas en la suspensión) y para su segunda generación, el objetivo es evitar todos los errores del pasado. “Queremos completar el mayor número de kilómetros posibles sin contratiempos. Es importante preparar al piloto y la máquina para el Dakar”, destaca Uwe Breuling, jefe de operaciones de la marca alemana. En total el desierto de Marruecos les deparará 2.319 kilómetros incluidos los tramos de enlace (1.583 de recorrido) y eso significa que podrán evaluar cuál es su nivel real, aunque tendrán que correr fuera de competición al participar en el Mundial de Raids con las especificaciones de 2023.

Aumenta el tiempo de preparación

Pero lo verdaderamente importante para Audi es conocer su situación. “Pronto veremos lo bien que trabajamos”, comenta Sainz sobre una visita a Marruecos que tiene un gran valor para el piloto, pues no tendrán “que cambiar nada de cara al Dakar”: “Podemos prepararnos con mucha más calma que hace un año”. También ganarán ventaja en esa preparación los copilotos, pues la navegación será uno de los aspectos que más deberán afinar antes de desembarcar en un escenario que en sus ediciones anteriores ha sido bastante conflictivo. De ahí que Lucas Cruz esté “deseando que llegue la carrera”.

El barcelonés y Carlos Sainz estarán acompañados como no podía ser de otra manera por el resto de alineaciones de la marca. Ekstrom y Peterhansel también se enfundarán el mono para ganar tiempo de cara al Dakar pues como explica el francés, el Rally de Marruecos es “el ensayo general ideal”: “Dunas, senderos de arena, pequeñas montañas con suelo pedregoso, pero también pistas rápidas en suelo firme son la variedad que encontraremos también en el próximo enero”. De ahí que sea fundamental una primera toma de contacto, que vendrá cargada de realidad sobre unas aspiraciones que, antes de echar a rodar, son de lo más ambiciosas. Porque por trabajo y alineación, pueden permitírselo todo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?