NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | MÁRQUEZ

Márquez se acuerda de Lorenzo: “No se adaptaba cuando saltó a Ducati y luego ganó”

“Hemos trabajado paso a paso, lo que ha sido un punto fuerte, y sin entrar en pánico en ningún momento y sin ponerme nunca nervioso”, dice.

Actualizado a
Marc Márquez.
MOHD RASFANAFP

Interesantes reflexiones de Marc Márquez tras acabar sexto el test de Sepang, el de su estreno en esta pista con la Ducati del Gresini Racing. El miércoles ya se vio bien a nivel de ritmo y el jueves logró superar la asignatura pendiente, la de ser rápido también a una vuelta. Sabe que aún debe mejorar, pero también se ve con capacidad para ello. Aunque su discurso continúa siendo prudente, ha vuelto a dar motivos para la esperanza a sus seguidores...

Así resume este importante test en el que se ha quedado a 0.588 de un Bagnaia que ha establecido un nuevo récord de pista: “Hemos trabajado mucho estos tres días, paso a paso, lo que ha sido un punto fuerte, y sin entrar en pánico en ningún momento y sin ponerme nunca nervioso. Trabajé mucho en el box el primer y el segundo día viéndome 20º y 19º en la tabla de tiempos, pero seguía súper calmado y trataba de entender la moto y las cosas. En Valencia es verdad que fue un poco más fácil, pero ya esperaba que fuera más duro aquí porque éste es uno de los circuitos del calendario en el que más me cuesta, pero la progresión ha sido buena durante esta semana. Ayer el ritmo no era malo en la simulación que hice de carrera al esprint y lo más positivo de hoy es que he podido entender mejor cómo sacar provecho del neumático nuevo, con lo que he podido ser más rápido en el time attack con los dos neumáticos. Esto también es importante. Todavía estoy lejos de los pilotos de cabeza, porque medio segundo es mucho, pero no está mal. Aparte de esto, el otro simulacro que he hecho ha ido bien, y ahora tengo que entender otras cosas, como manejar mejor los tiempos de la temperatura del asfalto, pero lo más importante para mí es que las sensaciones son buenas”.

Un detalle que refleja el trabajador incansable que lleva dentro, a pesar de todo lo ganado ya: “El simulacro de carrera al esprint de esta tarde no estaba planeado, pero hemos decidido hacerlo para jugar con la moto, para cambiar líneas, para entender mejor el gas y ser más libre. Para eso necesitas vueltas. Estaba muy cansado, pero quería hacerlo aunque fuera más lento, porque es forma de mejorar. Si te mantienes en el box, nunca mejoras. Vueltas, vueltas y vueltas. He insistido e insistiré más en el futuro para mantener esta progresión, lo que no será fácil, y es clave ver cuántas vueltas necesito para estar a ese nivel, porque con la Honda, por ejemplo, en dos estaba siempre en el límite. Ahora necesito más tiempo para entenderlo”.

El del Gresini Racing tiene la vista ya puesta en el siguiente ensayo, en Qatar los días 19 y 20 de febrero: “Qatar será otro punto interesante para mí, porque ese es otro circuito en el que sólo he ganado una vez o nunca en MotoGP y en el que los neumáticos sufren un poco. Valencia me fue bien, pero es un circuito que me va bien, y la manera de entender cómol mejorar es en circuitos en los que sufro”.

El balance final es satisfactorio: “Estoy contento de cómo ha ido el test en general y de la progresión, que siempre ha ido de menos a más. El primer día nos costó. El segundo, un poco menos, porque empezábamos a tener ritmo, pero nos faltaba el time attack. Y hoy hemos conseguido mejorar ese time attack, pero no lo suficiente. Aún estamos lejos de los de delante, pero creo que es lo normal y la progresión natural. Ya veremos si llegamos o no, porque ellos también van muy rápido, pero por insistencia no va a ser. Ayer dimos muchas vueltas, con simulación de esprint, y hoy otra vez, y mejorando el time attack, pero aún lejos y con otro simulacro en el que entiendes más la moto y puedes hacer otras cosas. Poco a poco me he ido encontrando mejor y ahora a reflexionar, a digerir lo hecho estos tres días y en Qatar será otra prueba muy importante porque es otro circuito que me suele costar”.

Con los periodistas españoles presentes en el test, el ilerdense volvió a dejar claro que esta prueba le deja buen sabor de boca. Por estas razones: “Salgo satisfecho porque la progresión ha sido positiva y no me he estancado en ningún momento. No ha habido pasos atrás y se ha mejorado cada día. El primer día fue un poco caótico, por diferentes circunstancias que pasaron todas en un día. El segundo y tercero fue todo perfecto dentro del box y esto nos permitió trabajar. El ritmo empezó a ser mejor y hoy hemos podido mejorar el time attack. Veremos si podemos llegar al nivel de los cuatro de delante, que por el momento no lo estoy”.

Marc sabe que en un GP será más difícil ir rápido, por falta de tiempo: “Hay que entender la hora a la que cada uno ha hecho el simulacro. Yo lo he hecho a las cuatro, que está en el medio del calor, ni las dos ni las cinco. Está mejor a nivel de ritmo y en el time attack hay que ver cuántas vueltas me hacen falta para llegar al límite. Con la Honda lo hacía de momento antes de lo que lo hago ahora con la Ducati. Aquí he podido dar muchas más vueltas de las que se dan en un GP. He hecho 154 y en un GP haces 20 por la mañana, 20 por la tarde y ahí te tienes que buscar la vida, y yendo el viernes como se va... Hay que seguir trabajando para que los plazos se acorten y vaya creciendo esta progresión”.

Sobre lo que este test puede reactivar las expectativas positivas que ya había cuando se anunció su fichaje, dice: “Para mí lo importante es que, si me hubiera creído las expectativas, hubiera entrado en pánico los primeros días. Tengo muy claro cuál es mi objetivo personal de este año y lo que estoy buscando, y quiero disfrutar en mi box y en la pista. Si estoy más arriba, mejor, claro, y si no, pues centrado en mi box y ya llegará alguna carrera en la que pueda estar más cerca”.

En cuanto al trabajo con su nuevo equipo técnico: “Nos hemos ido conociendo con el equipo en estos tres días. De entrada tengo que decir que me ha gustado, porque empiezas es ilusión. Es imposible que en cuatro días de test la información fluya como fluía desde hace 12 años en el grupo con el que venía trabajando, pero conocen muy bien la moto, sus secretos, y eso ayuda a un piloto novato con esta moto”.

Al preguntarle por un bjetivo real para las tres primeras carreras, se guarda las espaldas : “Es la progresión, intentar ir en progresión ascendente. Habrá momentos de bajón, difíciles y circuitos en los que me costará más. Un piloto de la calidad de Lorenzo, cuando saltó a Ducati no se adaptaba, no se adaptaba y luego empezó a ganar carreras. Veremos si soy capaz de acercarme cada vez más, porque estoy cerca, pero no al nivel de los de delante y lejos de lo que me gustaría, porque siempre se quiere más”.

Y la sensación final que le queda: “Margen no tiene ningún piloto y todos vamos al límite después de tres días. Sí es cierto que me siento rígido encima de la moto. No soy capaz de jugar bien con el cuerpo y esa ha sido una de las razones para hacer otro esprint por la tarde, aunque estuviera cansado. En el esprint de hoy me he cansado menos que en el de ayer, porque iba más suelto, con menos fallos y más constante. Ayer vi dónde necesitaba que me ayudara la moto y dónde tenía que cambiar yo mi estilo de pilotaje. Esto ayuda y el aprendizaje en un test te los puedes tomar con calma, ir poco a poco, pero en una carrera no. Ahí no se puede ir por parciales”.