NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP

Buscar décimas en los ordenadores

Gabriele Conti, director de sistemas electrónicos de Ducati, explica a AS como ha evolucionado la tecnología y el análisis de los datos en las carreras.

Madonna di CampiglioActualizado a
Buscar décimas en los ordenadores

La nuevas tecnologías y su desarrollo marcan la evolución de un mundo cada vez más globalizado e inmediato. Y el campeonato de MotoGP, como no puede ser de otra manera, no es ajeno a ello. Aprovechar las posibilidades que ofrece la ciencia y el intercambio de datos ayuda a los equipos a sacar el máximo rendimiento de sus motos, en esas que invierten tanto tiempo y dinero, y afinarlo todo de manera precisa para que un fin de semana de carrera se desarrolle lo más parecido a lo que marcan las simulaciones.

Y sobre ello, AS charla con Lara Rodini, directora global de patrocinios de Lenovo, patrocinador del equipo oficial de Ducati, y Gabriele Conti, director de sistemas electrónicos de los campeones del mundo. Los primeros suministran herramientas como tablets u ordenadores y servidores, para que los segundos trabajen con precisión e inmediatez con toda la información que recaban de las motos en la pista. “En MotoGP, un socio como Lenovo es fundamental para la investigación, el desarrollo y el diseño por la experiencia tecnológica que aportan. Con Lenovo como socio, hemos alcanzado un nuevo nivel en los últimos años”, afirma Conti, mientras que Rodini asegura que la relación entre ambos es una asociación que ayuda al éxito que ha llegado al punto alto con el título mundial: “Es una gran satisfacción porque es un proyecto que empezó hace cinco años en el que la empresa creyó y vio inmediatamente un potencial tecnológico muy importante. Y todo lo que estamos haciendo juntos hasta la fecha es la confirmación de que está en el dirección correcta. Así que Ducati nos pone a prueba y somos una empresa que fabrica soluciones informáticas y trabajamos en un entorno como el de Moto GP, que es obviamente competitivo. Nos sentamos todos los días con nuestro socio, escuchamos sus necesidades y encontramos la solución adecuada, incluso personalizada”.

Conti afirma que “todos estos datos son un ingrediente necesario para tomar la decisión correcta”, que luego hay que hacérselos llegar a los pilotos. En este punto es casi obligatorio preguntar sobre si estos hacen caso a los algoritmos o se guían por sus sensaciones: “Para comenzar, hay que señalar la diferencia entre las generaciones. He visto la evolución de los pilotos, desde aquellos que basaban su conducción exclusivamente en las sensaciones, que no creían en de ninguna manera en los datos y, de hecho, básicamente pensaba que los datos eran un enemigo”. Pero actualmente esa percepción ha cambiado, y cada vez es más habitual ver a pilotos analizando información concreta junto con sus ingenieros para buscar esa décima que puede valer un triunfo: “Al final el nivel se ha vuelto tan competitivo y todos los pilotos están tan cerca, que se ven obligados a utilizar los datos e información. Estos te pueden decir dónde puedes mejorar, dónde estás arriesgando y también nos permite la comparación con los demás, comprender si una curva, por ejemplo, está mejor trazada por cualquier otro piloto”, desgrana Conti, quien subraya para finalizar: “Al final, la información tecnológica se vuelve muy importante especialmente en la gestión de la carrera y cómo gestionarla desde el punto de vista de, por ejemplo de maximizar el rendimiento, uso de neumáticos, consumo de combustible, temperaturas, entender cómo planificar todo con antelación…”.

Con tanta información y aerodinámica en las monturas cada vez son más las voces que opinan que la aportación del piloto es cada vez menor y para comprobar hasta que punto esto es cierto nada mejor que acudir a uno de ellos, y si es campeón del mundo, mejor: “La moto marca diferencias, cada vez son mas competitivas. Pero la aportación del piloto esta ahí: cómo atacar el tiempo a una vuelta, gestionar los neumáticos…”, opina Francesco Bagnaia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?