NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTO2 | GRAN BRETAÑA

Augusto y Alonso, un doblete que deja a ambos contentos

“Me siento bien como líder”, dice Fernández tras su victoria. Y López sobre su segundo:“Estoy sorprendido hasta yo”.

Actualizado a
De izquierda a derecha, Alonso, Augusto y Dixon.
ADRIAN DENNISAFP

Tan contento estaba Augusto Fernández con su victoria como Alonso López con su segundo puesto en Moto2. Para el primero suponía el tercer triunfo consecutivo y el cuarto del año. Para el segundo, su primer podio en la categoría intermedia, en tan sólo diez carreras y después de quedarse sin hueco fijo en el Mundial al finalizar la temporada 2020.

El triunfo de Augusto en Silverstone tuvo el premio del liderato y la sensación de que es el jefe de la categoría: “Me siento bien como líder, pero hay muchísimas carreras y hay que aprovechar el momento, seguir apretando pues venimos todos del parón del verano y hemos empezado todos igual en puntos, así que ha sido como volver a empezar y quizás por ese motivo había que apretar, y hay que seguir apretando. Estamos todos ahí, por lo que hay que seguir apretando que aún queda”.

Sobre su gestión de carrera, dijo: “Lo he visto más claro al final, pero me faltaba luchar con Alonso. Me he visto más fuerte al final que al principio y siempre parece que sufro un poco más al principio que al final de carrera, pero hoy por lo menos estaba bien, aunque no tenía mucho más. Bueno, al final tuve un pelín más y he tenido que coger a Alonso, que me ha resultado un poco justo, pero he llegado y luego la lucha que he tenido con él, que nunca se sabe, se ha decantado hacia mí. Es un poco de suerte”.

Y al preguntarle qué rival le preocupa más en la pelea por el título, lo tiene claro: “Ogura está siendo muy regular pues el tío en los malos días te saca un cuarto puesto como hoy. Está ahí. Hay que ver, pero por ahora no me fijo en ninguno en concreto hasta que pasen un par más de carreras. Espero seguir así. Me fijo en mí para sacar el máximo que se pueda en cada carrera y al final de campeonato veremos con quien estamos”.

Y tuvo un guiño para Alonso López: ”Brutal. No sólo hoy, la vuelta al Mundial que ha hecho ha sido muy buena en cada carrera. Aunque hoy le he quitado la victoria, le va a llegar y seguro que va a ganar muchas”.

A Alonso López le tocó esperar para hablar con los periodistas a que terminara Augusto, cuestión de prioridades en función del resultado, pero al madrileño le daba igual, porque estaba encantado: “Estoy sorprendido hasta yo. No puedo decir otra cosa, estoy contento y no me lo creo y es que no puedo decir nada más. Tenía motivos de sobra para celebrar y sobre todo a sabiendas de cómo venimos, porque hace cuatro meses nadie daba un duro por mí. Me pedían dinero para correr y ahora mira cómo ha cambiado la película en seis carreras. Sobre todo, lo que más me gusta es que no estoy cometiendo errores, estoy yendo de menos a más y estoy aprendiendo muchísimo. Me lo estoy pasando súper bien, disfrutando como nunca y me lo he pasado mejor en estas seis carreras de este año que en todos los mundiales que llevo”.

Al preguntarle si haberse visto fuera del Mundial le ha cambiado el carácter, contestó: “El carácter tampoco, pero ha habido ciertos puntos en mi vida que me han hecho crecer mucho en muy poco tiempo. Irme a vivir solo, ser relativamente padre de unos chavales (vive en Valencia con pilotos más pequeños), al final sacarme yo las castañas del fuego, porque no tienes ya a tu padre o a tu madre en casa ni cuando llego destrozado de entrenar. Me tengo que hacer la comida y si no me despierto no hay nadie que me despierte para ir a entrenar. Soy consecuente de mis actos, porque nadie va a decirme que entrene, pero es lo que quiero. Creo en ello y creo que tengo la mente muy bien puesta a punto y estoy en un momento en el que no quiero tocar absolutamente nada porque me lo estoy pasando súper bien, estoy yendo rápido y estoy disfrutando de todo”.

Sobre su gestión de la carrera: “No tenía ni idea de en qué vuelta estábamos porque la recta es cortísima y yo estaba en uno de los últimos boxes y no veía nunca mi pizarra. Me tenía que ir fijando en la de Augusto, en la del otro y, encima, como les estaba sacando ventaja, tenía muchas menos pizarras por ver. Cada vuelta que pasaba se me hacía más difícil saber en qué vuelta estaba”. Al recordarle que como Aleix en Montmeló, matizó: ”No, porque yo iba a tirar a muerte hasta que viese la bandera. Sí que sabía que estaba en la última vuelta porque con la pizarra de Augusto me aclaraba bien. Mi pizarra estaba en la frenada y en los libres la veía mejor porque no había tantas pizarras, pero en carrera había tantas... Además, he estado con conjuntivitis en el ojo izquierdo. Cuando empecé hace tres semanas a entrenar me tenía que inventar las curvas a la izquierda porque no las veía, no veía por donde iba. Fui forzando la vista como un topo y he hecho lo que he podido”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?