NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MOTOGP | CATALUÑA

El error de Aleix empezó desde el muro de Aprilia

El box de Espargaró era el primero en el pitlane y su equipo sacaba la pizarra a esa altura, demasiado cerca de la salida de la curva, en vez de hacerlo más lejos.

Montmeló
Aleix en la salida de Montmeló.
Mirco Lazzari gpGetty Images

El error de cálculo de Aleix Espargaró con el número de vueltas que quedaban en la carrera de Montmeló de MotoGP fue culpa suya, pero empezó desde el muro del equipo Aprilia y era evitable con un sencillo movimiento…

Aleix contó que en el penúltimo paso por meta él sólo pudo comprobar en su pizarra, la que le enseña su equipo desde el muro, la distancia que le sacaba a su perseguidor, Jorge Martín, y no el número de vueltas que le quedaban por delante, dos en vez de una como él pensaba. El número de vueltas que quedaban lo comprobó en la torre que hay en la recta, sin acordarse de que en Montmeló cuando pone 'L1' significa que queda una vuelta más en lugar de, como él pensó, que estaba entrando en la última vuelta. Llegado ese caso, el de la última vuelta, lo que pone en la torre del Circtuit es 'L0', porque ya no hay más vueltas por delante a partir de esa.

Pues bien, ese error de Aleix, que ya le pasó en esta misma pista Julián Simón en la carrera de 125cc de 2009, pasando de la victoria al cuarto, y a Fonsi Nieto en la de 205cc de 2004, cuando peleaba con Randy de Puniet, se podría haber subsanado cambiando la posición de la pizarra en el muro, algo que está perfectamente permitido.

Aprilia la mantuvo en su puesto natural, a la altura de su box, algo que otros equipos alteran cuando les tocan los primeros boxes del pitlane. El área de trabajo, la tetoya, se mantiene inalterable, pero al pizarrista se le envía más atrás, pasada la línea de meta generalmente, y se le transmite por línea interna al mecánico de turno la información que le debe señalar al piloto en su pizarra.

Desde el equipo Pramac Ducati, que fueron los grandes beneficiados de la pifia de Aleix, porque así entraron sus dos pilotos en el podio, con Martín segundo y Zarco tercero, tenían claro que, "antes del fallo de Aleix habían fallado con la posición de la pizarra, porque hay que ponérsela lo más lejos posible de la salida de la curva". Es de esperar que no les pase más.