MOTOGP

Cecchinello defiende a Nakagami

El team manager del LCR Honda se pone del lado de su piloto y justifca su movimiento por "un momento de especial presión" al no conocer su futuro en MotoGP.

0
Cecchinello defiende a Nakagami
PAU BARRENA AFP

El sentimiento en el paddock de MotoGP es unánime: Nakagami fue muy agresivo en la salida del Gran Premio de Catalunya y hay que tomar cartas en el asunto. No tanto en una sanción para el japonés, que también fue el peor parado del accidente de la curva 1, si no en la vara de medir del Panel de Comisarios. Ya estaban en el punto de vista tras el incidente de Mugello (también con el del LCR Honda como protagonista sin sanción) y la gravedad de lo sucedido en Montmeló ha hecho que todo cayera por su propio peso.

El primero en criticar la decisión de los stewards no podía ser otro que Álex Rins. Deseándole lo mejor al japonés, el de Suzuki llegó muy enfadado por esta situación que califica como "inaceptable", pidiendo cambios en la organización, de la que dice no tener un nivel a la altura de MotoGP. La peor parte se la llevó su físico: el catalán sufre una fractura el hueso piramidal de la muñeca izquierda sin desplazamiento. Lo cual se traduce en baja para los test de este lunes en Barcelona y duda para la siguiente cita, dentro de dos semanas en Alemania. Eso y unas opciones de luchar por el Mundial que el de Suzuki ya daba casi por perdidas. También para Pecco Bagnaia, que fue igual de duro en sus declaraciones: "Cada vez que ha estado delante nunca ha terminado la carrera. Es el momento de tomar medidas para hacerle entender, si es que lo entiende, que esto no es bueno".

Con este nuevo episodio, a Nakagami se le acaban las oportunidades porque, como indicó Johann Zarco en la rueda de prensa post carrera, "ha perdido totalmente el crédito que le dimos durante la comisión de seguridad (del pasado viernes en Montmeló)". "Es una pena para él", añade el francés. Pero a Takaaki le queda un último apoyo: su equipo. Tras el accidente, y sabiendo ya la reclamación de Suzuki a Dirección de Carrera (que no fue aceptada), Lucio Cecchinello, team manager del LCR Honda, justificaba la acción de su piloto en Sky Sport MotoGP: "Siento decir esto, pero tengo que ser objetivo: es un error típico de juicio. Creo que está pasando por un momento de especial presión, porque todavía no sabe cuál es su futuro. Sabe que los resultados de estas carreras serán muy importantes. No estaba muy concentrado, ya lo hemos visto en otras ocasiones".

Sin embargo, entiende la gravedad del accidente y, en caso de que el Panel de Comisarios hubiera decidido una sanción para el japonés, la habrían entendido a la perfección. Aunque también pone en duda ciertos comportamientos de la organización: "Con la entrada de Freddie Spencer, pensé que tendríamos opiniones más profesionales. Pero a veces que hay dos varas de medir o bien se producen errores de evaluación. De haber sancionado a Nakagami lo habría aceptado, no me habría alegrado, pero lo habría aceptado". Sin duda, MotoGP llama a un cambio. "En la Fórmula 1, Michael Masi tomó el año pasado algunas decisiones que no eran correctas para todos y ahora ya no está en ese puesto. Llevamos años discutiéndolo, pero si ciertas cosas ocurren siempre, entonces hay que cambiar algo", zanja Pecco al finalizar el fin de semana.

Nakagami, hospitalizado

Takaaki Nakagami ha pasado la noche en el Hospital General de Catalunya tras un primer chequeo en la clínica del circuito. El equipo confirmó, en un escueto comunicado a la prensa, que el japonés no sufría ninguna fractura, aunque se quedaría ingresado en el centro médico por precaución, a la espera de recibir el alta este lunes. "Se le rompió la visera del casco y le golpearon varias piedras en la cara, la tiene bastante hinchada. 'Taka' freno bruscamente, se levantó la parte trasera de la moto, soltó los frenos para intentar bajar la zaga trasera y entonces perdió la rueda delantera", añade Cecchinello, a la espera de nuevas actualizaciones de su estado.