SUPERBIKE | ESTORIL

Bautista lanza el ataque perfecto

El talaverano superó sobre la bandera a Razgatlioglu para imponerse en la Carrera 1. Recuperó cerca de dos segundos para superar al turco y Rea, 3º.

0
Bautista lanza el ataque perfecto

Se volvió a palpar la tensión entre Rea y Razgatlioglu, pero afortunadamente el desenlace tuvo final feliz… para un invitado de última hora. Desde que comenzó el fin de semana, las Yamaha se postularon como favoritas pero hicieron bien en señalar la velocidad de la Ducati, ya que Bautista ha conseguido sobre la bandera apartar de lo más alto al piloto turco en una primera carrera, que comenzó liderando Rea desde la pole para sorpresa de todos los presentes.

El de Kawasaki lideró de cabo a rabo la sesión cronometrada pero muy a su pesar, no pudo emular esa actuación a la hora de la verdad. Desde el primer momento Razgatlioglu le dejó claro que estaba dispuesto a complicarle la vida con una salida en la que le aventajó, pero no lo suficiente como para que el de Kawasaki tirase la toalla. De hecho, Rea tuvo la inmensa valentía de pelearle de tú a tú después de hacer el afilador con la Yamaha, en un encuentro fortuito que en esta ocasión no se saldó con ninguna caída. Afortunadamente.

Con el susto en el cuerpo Rea se propuso liderar junto a una apuesta diferente de neumáticos que terminó penalizándole a final de carrera, pero que le mantuvo con vida hasta que a menos de 10 vueltas para el final Bautista se autoinvitó a una fiesta en la que tanto el de Kawasaki como Razgatlioglu, dejaron la puerta abierta con su disputa por el liderato. Ese que ató el turco a siete vueltas del final, sin esperar que la presencia de Álvaro le dejase sin premio cuando parecía haber hecho todo su trabajo.

El terreno que cedió el talaverano en la arrancada (superior a los dos segundos), no le impidió coger al grupo cabecero e incluso disputarle el triunfo al turco. Y consciente de sus posibilidades, unido al deseo de seguir defendiendo el liderato hasta el final, la Ducati fue de menos a más para pelear por todo y protagonizar un sorpasso que dejó al de Yamaha con la miel en los labios. Bautista se llevó el máximo botín con una victoria trabajadísima, que recompensó el trabajo bien hecho frente a dos rivales que completaron el podio y que seguirán complicándole la vida.