FÓRMULA 1

Leclerc estrella el primer Ferrari de Niki Lauda en Mónaco

El monegasco se fue contra el muro en La Rascasse durante el GP Histórico de Mónaco, estampando el icónico 312 B3 de 1974 que pilotó el tricampeón.

0

Se trataba de una exhibición y no había nada que exponer, más allá de los monoplazas más incónicos de la F1. Era la ceremonia perfecta en el templo del automovilismo gracias a un modelo clásico del Gran Circo que tenía a sus mandos a Charles Leclerc... hasta que el monegasco estampó contra el muro el Ferrari 312 B3 de 1974 con el que Niki Lauda se estrenó junto a la escudería de Maranello.

Durante el GP Histórico de Mónaco, el monegasco continuó acumulando esa mala suerte que le caracteriza en las calles de un Principado que se conoce al dedillo. Leclerc era el principal referente de una larga lista (se han dejado ver otras joyas como el Maserati 250F o los Lotus y Williams campeones del pasado), y tras la confianza depositada desde Maranello hacia el piloto local para exhibir el icónico modelo, el actual líder del Mundial terminó pagando caro su afán por exprimir el monoplaza de la Scuderia un poco más.

El desastre llegó en La Rascasse, después de un trompo que terminó con el 312 B3 estampado en el muro, y la parte trasera dañada del que fuera el coche de Niki Lauda. Adiós al alerón de un monoplaza valorado entre los 6 y 8 millones de dólares (5-7 millones y medio de euros al cambio) del que Leclerc se bajó pidiendo disculpas por lo sucedido. "Cuando pensabas que ya habías tenido toda la mala suerte del mundo en Mónaco y pierdes los frenos en 'La Rascasse' con uno de los coches más icónicos de la historia de la Fórmula 1 de Ferrari", escribió en Twitter.

Mala racha

A dos semanas de que llegue la F1 al Principado, puede que este percance libre a Leclerc de la mala racha que acumula en las calles de Mónaco. Durante su aventura en F2 durante 2017, el monegasco abandonó en las dos carreras disputadas mientras que tras su ascenso al Gran Circo, la situación no mejoró. No acabó ni en 2018, ni en 2019 ni en 2021, siendo esta última participación la más dolorosa. Cuando parecía haber dejado la mala suerte atrás, después de lograr la pole el piloto local no pudo salir por un problema con la caja de cambios que le hizo salir del gran premio de casa con un cero demasiado prematuro  y doloroso en el marcador.