MOTOGP | ARGENTINA | POL

"Estaba hundido por la caída, pero tenía que felicitar a Aleix"

Pol Espargaró se fue de Argentina con "una sensación agridulce", porque la alegría por la victoria de su hermano contrastaba con el chasco de su caída.

Termas de Rio Hondo
0
"Estaba hundido por la caída, pero tenía que felicitar a Aleix"
TINO MARTINO

Pol Espargaró se fue del GP de Argentina con "una sensación agridulce", porque la alegría por la victoria de su hermano contrastaba con el chasco de su caída.

-En un día tan señalado por la familia Espargaró, ¿qué pesa más la alegría por la victoria de su hermano Aleix o la decepción por su caída cuando iba cuarto?

-Es un sabor agridulce. Es complicado estar feliz por Aleix después de mi caída, pero hay que verlo todo con perspectiva y Aleix se lo merece. Es un tío muy trabajador que se lo ha currado mucho con Aprilia durante muchos años, con pocos podios y con ninguna victoria. Que haya llegado aquí, en Argentina, ha sido muy meritorio.

-Ha sido muy emotivo el abrazo que ha ido a darle a pie de podio. ¿Qué se han dicho?

-Bueno, nada. Yo estaba realmente hundido, pero creo que en esos momentos es importante que la fraternidad vaya más allá de los resultados deportivos de uno o de otro y tenía que felicitarle. Para mí ha sido una lástima, porque como mínimo podía haber acabado de los cinco primeros y con él ganando la carrera. Incluso podía haber llegado a luchar por el podio con Rins arriesgando un poco más, pero ha sido como ha sido y así hay que tomarlo. A ver si en Texas podemos estar los dos en lo más alto.

-¿Por qué se ha caído?

-Sufrimos de falta de agarre en el tren trasero bastante grande. Comparado con Rins, perdíamos tracción prácticamente en todas las aceleraciones y luego tenía que recuperarlo todo frenando, hasta que el tren delantero, que era la parte fuerte de nuestra moto, ha dicho basta. Es lo que pasa cuando le sacas demasiado jugo a tu parte más potente.

-¿Saca algo positivo del fin de semana?

-Sí,que incluso estando en problemas estábamos para acabar entre los cinco primeros, así que la velocidad la tenemos, está ahí.