MOTOGP | ARGENTINA

Las razones por las que Aprilia ya no es el patito feo

Antonio Jiménez, jefe técnico de Aleix Espargaró, ve clave en el éxito "que haya un piloto a la altura de Aleix y un equipo de pruebas".

Termas de Rio Hondo
0
Las razones por las que Aprilia ya no es el patito feo

Qué gusto da ver que Aprilia ya no es el patito feo de la parrilla de MotoGP sino una más por derecho propio, con presente y futuro. Desde ayer ya lucen al menos una victoria de GP en la clase reina y Antonio Jiménez, un optimista por naturaleza que ya sabía que esto podía ocurrir en cualquier momento, por los muchos tiros que lleva pegados en las carreras, es la persona indicada para entender la importante evolución dada por la casa de Noale, y no sólo porque su nueva RS-GP sea mucho más eficaz que las anteriores.

El jefe de mecánicos del Aleix Espargaró se lo explica así a AS en Termas de Río Hondo, un circuito que por siempre quedará vinculado a la historia de Aprilia: “Antes de empezar este GP de Argentina yo ya tenía la sensación de que podía llegar la primera victoria de Aprilia en MotoGP. No sé si todo el mundo en el equipo tenía el mismo optimismo que yo. El año pasado ya sabía que haríamos un podio, y lo hicimos sin la ayuda de nadie, sin que se cayera nadie. En Silverstone hicimos un podio de verdad, luchado con una Ducati hasta la última curva, pero este año estaba convencido de que, tal como está Aleix y tal como está la moto, la victoria nos tenía que llegar. Veo a Aleix bien en todas partes. Quizá el peor circuito para Aleix en el calendario sea el de Texas, pero nunca se sabe y más en el estado en el que se encuentra, tras haber conseguido en Argentina una victoria histórica”.

Ante la pregunta de qué ha pasado para que Aprilia deje de ser el patito feo de MotoGP, el técnico de Áleix tiene claras las tres razones de la evolución de su fábrica: “En Aprilia no ha habido nunca un equipo satélite; primer problema. No ha habido un equipo de pruebas hasta hace dos años; segundo problema. Y sólo ha habido un piloto que era capaz de ir rápido con esta moto, Aleix Espargaró; tercer problema. Los compañeros que tuvo Aleix en los últimos cinco años nunca estuvieron a su nivel ni había equipo de pruebas ni satélite, y así la evolución es muy lenta contra seis Ducati, cuatro Honda, cuatro Yamaha y cuatro KTM, que además tienen los de KTM muy buen equipo de pruebas. No teníamos la capacidad de evolucionar que tenían los otros y por eso se ha ido poco a poco”.

En cuanto a la llegada de Maverick Viñales al box de Aprilia, Jiménez tiene claro que ha sido positiva: “No hablo de rivalidad, porque somos un equipo y tenemos que trabajar todos en la misma dirección. Lo que yo espero es que cada vez Maverick esté más cerca de Aleix porque así creceremos más. La manera de crecer es que Maverick haga el sector tres y cuatro una décima y media más rápido que Aleix, y que Aleix haga la otra mitad más rápido que Maverick. Así se puede mirar la telemetría y uno puedo absorber por qué el otro va más rápido que él en una parte. Esto no es una rivalidad sino una forma de crecer. Esto es lo que esperamos de Maverick. Cuando podamos tener a los dos pilotos luchando por ganar será cuando podremos aspirar a algo más, y también cuando los pilotos querrán venir a Aprilia. Sólo tenemos dos motos Aprilia, pero espero que muchos quieran venir a Aprilia y ya hay pilotos que envidian a Aprilia, porque tiene una moto que ha crecido mucho. Sólo nos falta rematar con una victoria y con más podios”.

Tras lo visto en el GP de Argentina, queda claro que, como dice Toni el belga, como cariñosamente le conocen algunos en el paddock, "a partir de ahora comienza una nueva historia para Aprilia en MotoGP".