MOTOGP

Raúl Fernández y Gardner, la revancha por el 'rookie' del año

El subcampeón y el campeón de Moto2 de 2021 dan el salto a la categoría reina de la mano del Tech 3 de KTM. El madrileño aspira a pelear por ser el mejor novato.

0
Raúl Fernández y Gardner, la revancha por el 'rookie' del año
KTM

Raúl Fernández cumple uno de sus sueños y se podría decir que por partida doble. El subcampeón del mundo de Moto2 llega a la categoría reina, de la mano del Tech 3 de KTM y además trabajará con uno de sus ídolos de la infancia, Dani Pedrosa, enrolado en la marca austriaca como piloto probador. “Cuando eres joven no piensas que este momento llegará nunca, ahora soy piloto de MotoGP y la sensación es increíble. Recuerdo cuando era pequeño y estaba en Jerez y Dani ganaba en MotoGP. Es agradable trabajar con gente como Pedrosa y García. Me dan su experiencia, eso es lo mejor. Tengo la suerte de tener este equipo detrás, es un ambiente familiar y por ahora no me siento presionado. Sólo tengo que aprender, soy muy feliz”, dijo el madrileño en el acto de presentación de KTM.

Volverá a ser Raúl Fernández rookie un año más, como la pasada temporada en Moto2, en la que luchó el título hasta última hora con su compañero de equipo, Remy Gardner. Volverá a coincidir en el mismo box con el australiano, y así valora cómo será su primer año en la categoría reina: “El año pasado a veces la gente se olvidaba de que era un novato, me presionaban porque querían que ganara. Me gusta esta presión, me permite concentrarme al máximo. Pero ahora estoy en un lugar completamente diferente, tendré que adaptarme. Quiero luchar por ser el rookie del año, pero ahora mismo no quiero pensar en objetivos. Este es el momento de trabajar con el equipo y entenderlo todo. En Qatar, después de los tests de invierno, podré decir cuáles serán mis objetivos”.

En el otro lado del garaje estará una vez más Gardner, que también aspira a convertirse en el rookie del año, plaza que dejará vacante Jorge Martín. El australiano recuerda su batalla con Raúl y asegura que la pelea fue limpia y divertida: “Para mí fue un buen campeonato, muy bonito y limpio. Nunca hubo nada sucio entre Raúl y yo. Creo que tenerlo como compañero también fue muy bueno para mí. Aprendí mucho de él y estoy seguro de que él aprendió mucho de mí. Creo que por eso fuimos tan rápidos y tan dominantes como equipo. Me parece bien que sigamos compartiendo el box. Estoy feliz”. Así que todo hace indicar que la lucha entre compañeros de equipo vivirá una segunda parte, esta vez junto a los mejores del mundo en MotoGP.