FÓRMULA E

El Mundial se pone las pilas

La Fórmula E recibe una nueva temporada y estrena formato de clasificación en busca de más emoción e igualdad, para batir al vigente campeón De Vries.

0
El Mundial se pone las pilas

"No hay vuelta atrás". El nuevo lema que representará a la Fórmula E durante esta temporada y que ha sido enfocado a la rivalidad deportiva y cambio climático, también sirve para marcar una cuenta atrás que a su término dará la bienvenida a la octava temporada del certamen eléctrico. Ya bajo el reconocimiento de Mundial por parte de la FIA, el campeonato comenzará a descargar sus baterías el próximo día 28 con una inauguración doble en el Diriyah E-Prix, que celebrará dos carreras consecutivas en un escenario donde, después de dos cursos complicados a causa de la pandemia y donde solo se admitió a personajes VIP ajenos al paddock, darán la bienvenida por fin a un público que podrá completar al máximo el aforo.

Aquellos que decidan presenciar en directo la primera cita de Arabia Saudí, visualizarán por primera vez en la historia un nuevo formato de clasificación al más puro estilo 'play off' de la NBA, pues se competirá primero en grupos y luego en duelos hasta tener al poleman. Lo más destacado será la fase eliminatoria durante una batalla limitada a una vuelta con el máximo de potencia disponible para luchar contra el crono: 205kW. En carrera la potencia máxima asciende hasta los 220 kW (anteriormente estaba fijada en 200 kW) y de partida, el sistema cambia para garantizar más igualdad y emoción en un campeonato que, de por sí, ya cerró apretadísimo el curso anterior.

Los quince primeros de la general acabaron en una distancia de 23 puntos. El campeón, De Vries, tuvo que esperar al último suspiro para saberse vencedor del certamen y tras la hazaña, Mercedes anunció de forma inmediata su despedida de la Fórmula E… aunque para 2023. La marca de la estrella permanecerá en la parrilla junto a su dupla formada por De Vries y Vandoorne, con la intención de revalidar un título que venía ostentando de forma consecutiva en los tres años posteriores DS Techeetah Sí reducirá hasta once el número de equipos participantes Audi. El fabricante alemán deja atrás su aventura en el certamen eléctrico y Di Grassi, que celebró todo su recorrido en el Mundial con la marca de los cuatro aros, se estrenará con Venturi tras haberse visto obligado a buscar un nuevo destino.

No será la única novedad dentro de los equipos del paddock. De los que ya forman parte de este campeonato, Rowland aterriza en Mahindra y su asiento en Nissan lo hereda Guenther, mientras que el nuevo curso también se ha preparado para dar la bienvenida a caras nuevas entre las que destaca la de Giovinazzi. El italiano se estrena con el Dragon tras poner fin a su aventura en la F1 junto a Alfa Romeo, Askew, ex de McLaren en IndyCar, ficha por Andretti y Ticktum por NIO. Y en cuanto al resto, la vida sigue igual. Porque la Fórmula E vuelve a ser lo que era, pues deja para el recuerdo las carreras en circuitos tradicionales, y continúa haciendo de las calles de 10 países diferentes su mejor escenario para salir a rodar 16 batallas, que están a punto de comenzar.