F1

La Fórmula 1 que viene

Tombazis, jefe técnico de la FIA, analiza el reglamento de 2022. "Será difícil que esté más igualado que en 2021, pero queremos ver más coches delante".

0
Maqueta del F1 de 2022.
Zak Mauger

Las fábricas echan humo, en todos los sentidos, para tener listos los nuevos monoplazas que debutarán en el asfalto a finales de febrero, en los test de Barcelona (23, 24 y 25 del próximo mes). Aún retumban los ecos de una temporada grandiosa, la de 2021, con Verstappen y Hamilton enfrentando en la pista a Red Bull y Mercedes en uno de los años más igualados que se recuerdan. Los nuevos F1 tendrán una aerodinámica simplificada y recuperarán el efecto suelo, sin cambios en la unidad de potencia, para facilitar que dos coches se sigan sin que el que va por detrás arrastre una desventaja evidente.

Es inevitable sospechar que esta nueva generación de coches nacerá con diferencias más grandes entre sí. AS consulta a Nikolas Tombazis, máximo responsable de monoplazas de la FIA y uno de los autores del nuevo reglamento. "Para tener un espectáculo bueno, necesitas coches que estén cerca unos de otros en cuanto a prestaciones. Hemos tenido mucha suerte por vivir eso en 2021 y fija un listón muy elevado. Lo que necesitamos ahora es que esos coches puedan seguirse de cerca unos de otros, y eso todavía lo tenemos que mejorar. Con las nuevas reglas, sospecho, al inicio habrá gente que encuentre buenas soluciones y otros que no, y quizás al inicio hay más desventajas. Pero el valor intrínseco de estas reglas es que con el paso del tiempo la competición será más cerrada", explica el ingeniero griego de 53 años, ex de Ferrari o McLaren.

"Es difícil esperar que 2022 sea más espectacular que 2021 porque es una referencia muy alta. Pero cuando haya cierta convergencia, habrá más coches delante y eso sería positivo. Si ves otros campeonatos, llegó a haber 12 ganadores en un año y podías ganar un Mundial con tres victorias. No digo que vayamos a llegar a eso, pero tener más variabilidad será bueno. Y que dos coches puedan seguirse de cerca por periodos más largos sin calentar las ruedas de más, y con posibilidades de luchar, será emocionante", dice Tombazis, que es optimista a medio plazo.

"Creo que en 2021, entre el mejor y el peor coche había unos tres segundos de diferencia, en función del circuito. Espero que después de un año tengamos menos de la mitad", subraya Tombazis a este periódico. Un segundo y medio entre el Mercedes y el Haas, por ejemplo.

Contra el vacío legal

En cuanto a la posibilidad de acotar o vetar vacíos legales que permitan a un fabricante marcar diferencias importantes sobre el resto, el responsable técnico de monoplazas de la FIA advierte: "Esa regla existe desde hace mucho tiempo. Está dirigida para (frenar) las tecnologías que no sean buenas para la F1 a largo plazo, pero no se refiere a formas concretas de la aerodinámica. Si un equipo hace un sistema o recurre a una tecnología que, pensamos, no sigue la dirección hacia la que la F1 quiere ir, por el coste, por irrelevancia tecnológica, o porque es un vacío legal, se discutirá en la comisión y se puede prohibir. Si encontramos algo así, haremos ajustes para 2022". Como el DAS que ideó Mercedes en 2020. O el doble difusor de Brawn GP en 2009.