SBK

Orelac Kawasaki revoluciona la parrilla de SBK

El equipo español confirma a König para la temporada 2022. A sus 20 años será el piloto más joven de la categoría y deja sin asiento a Isaac Viñales.

0
König posa con la Kawasaki de SBK que pilotará en 2022
Miguel Alonso

Siempre se ha abogado por cumplir con las jerarquías, para llegar a la cima tras haber superado de uno en uno todos los peldaños. Sin embargo, no es que se haya convertido en tendencia, pero sí en un movimiento más habitual de lo esperado, ese de saltar dos escalones de golpe para llegar a la cima. El caso más reciente era el de Darryn Binder, que después de siete temporadas en Moto3 sube directamente a MotoGP, hasta que el Mundial de Superbikes ha simulado la jugada con un Oliver König que presenta un caso mucho más peculiar. El checo, de 19 años, competirá en el Orelac Kawasaki junto a los mejores pilotos de las motos derivadas tras, simplemente, haber coqueteado con las de SSP300. Porque ni siquiera llegó a completar un curso entero en esa disciplina.

El joven piloto tuvo sus primeras apariciones en el Mundial durante la temporada 2019. Fue presentado como promesa y a finales de un 2021 donde también hizo acto de presencia en algunos escenarios, no pilotó a tiempo completo, convenció de sus capacidades con la 11º posición de la general pese a varias ausencias y su primer podio en SSP300. Llegó en su pista de casa, un Autódromo de Most, al que volverá con la Kawasaki ZX-10RR como el piloto más joven de toda la categoría reina ya que cumplirá 20 años pocas semanas antes del inicio del curso y además, también será el primer checo que dispute una campaña a tiempo completo en SBK desde Ondrej Jezek en 2018.

Tras saberse piloto de la máxima categoría de las motos derivas, König describe su ascenso como "un sueño hecho realidad" que le sigue costando asimilar: "Todavía no me creo que haya dado este paso. Estoy muy contento con este paso, con este contrato. Mi agradecimiento al equipo Orelac, a todos los que han creído y confiado en mí; espero hacerlo bien y tener una buena progresión". Su llegada a la estructura española que dirige José Calero deja fuera a Isaac Viñales, pues solo disponen de una Kawasaki en pista. El dirigente español, por su parte, ha resaltado la filosofía de un grupo que "se ha configurado en los últimos años como una plataforma para jóvenes talentos internacionales" y puesto a que "Oliver es uno de ellos", su fichaje argumenta una línea de trabajo donde buscarán que su nueva estrella "sea más fuerte en cada carrera".