DAKAR | MOTOS | ETAPA 12

Honda claudica ante Sunderland

El británico aguanta el ataque a la desesperada de Quintanilla, que le restó la mitad de su ventaja, para levantar con la GasGas su segundo Dakar.

Yeda
0
Sam Sunderland celebra su victoria en el Dakar 2022.

El Dakar sobre dos ruedas no conocía más que una moto ganadora desde que el desierto de Arabia Saudí es su casa. En 2020 fue Brabec, el año pasado Kevin Benavides y este, pese a que Honda contaba con importantes soldados en su ejército, tiene que ver como son otros los que clavan su bandera en la arena. Además, su gran enemigo. Eso sí, no con el equipo oficial, el de KTM en el que estaban sus rivales más potentes, sino con una de sus marcas, la española GasGas, y Sam Sunderland al manillar.

En su novena participación, el británico se volvió a llevar el premio grande del Dakar como hiciera en 2017 gracias al buen uso de la estrategia en la penúltima etapa, la decisiva. Buscó una posición de salida favorable la jornada anterior, cogió impulso desde atrás y lanzó un ataque devastador al que nadie pudo responder. Los que más cerca se quedaron fueron Quintanilla, la única esperanza que tenía Honda de prolongar su hegemonía, y Walkner con una KTM 'pata negra', ambos a siete minutos, un margen pequeño, pero a la vez insalvable.

Porque los 160 kilómetros finales que unían Bisha con Yeda, de vuelta al origen de todo, no fueron suficientes para poner nervioso al líder. El chileno hizo lo que prometió, salir al ataque desde el minuto uno para intentar lo imposible. Venció a sus compañeros Brabec y Cornejo, por cinco y 29 segundos respectivamente, para llevarse la etapa, pero no obró el milagro. Sunderland cruzó la meta tras él cediendo tres minutos y medio, la mitad de su ventaja. Sabía que si Quintanilla le pasaba, solo tenía que seguirle para asegurarse el Dakar.

Etapa 12 y General de motos del Dakar 2022.

Walkner no iba a ser una amenaza porque KTM apostó todas sus fichas a una sola jugada y apenas le restó medio a minuto a Sunderland, al que su experiencia le ayudó en la gestión. Siempre que ha terminado un Dakar (en cuatro de sus nueve apariciones) lo ha hecho en el podio, las últimas dos veces como tercero el año pasado y en 2019. Venía rozando el doblete desde hace un tiempo y ya lo tiene. Lo hace con unos colores diferentes, pero con el espíritu de KTM, que recupera el trono que perdió tras la última victoria de Price en 2019.

En cuanto a los españoles, tanto Barreda como Santolino terminan su viaje por Arabia entre los diez mejores de la etapa: el de Castellón quinto a un minuto de Quintanilla y el de Salamanca décimo a cuatro. En la general, ambos se quedaron como estaban. Con su quinto puesto, el de Honda iguala su mejor resultado que logró en 2017, con dos victoria menos (dos), pero con enorme mérito por sobreponerse a una fractura de clavícula. El de Sherco 12º y lejos del sexto de 2021, volverá a la carga en el futuro. Ojalá se pudiera asegurar lo mismo de Barreda.