MOTOGP

El año más crítico para Honda

La marca japonesa cierra la temporada con un nuevo récord de caídas en MotoGP. Además, la ausencia de Márquez vuelve a marcar el inicio de un nuevo año.

0
El año más crítico para Honda
MotoGP

Honda sigue viviendo su pesadilla particular. Cuando la recuperación de Marc Márquez volvía a implantar una sonrisa dentro del box naranja, un nuevo golpe vuelve a frenar de lleno todo el trabajo realizado hasta ahora. 2021 se acaba de la manera en la que empezó o, incluso, un poco peor. La marca japonesa tuvo que volver a enfrentar los test de pretemporada sin su piloto estrella y con su segundo, Pol Espargaró, tocado tras la dura caída del último gran premio en Valencia, durante la FP3, y cuyo golpe le dejó sin salir a la carrera final de la temporada. La intención era reservarse para los test de Jerez, mucho más importantes que una cita que ya no decidía nada.

Unas pruebas que se consideraron de vital importancia para HRC. La pandemia obligó a congelar los motores en 2021, haciendo que se redujeran gastos después de un 2020 con las gradas completamente vacías y un número reducido de carreras por Europa (salvo la de Qatar, a la que solo asistieron Moto2 y Moto3). Por ello, el desarrollo de las motos fue mínimo y las fábricas se enfocaron ya desde ese momento en todo lo que vendría para 2022. Y el momento ha llegado en la peor etapa para Honda: sin Marc Márquez por su nuevo episodio de visión doble y con dudas de cuándo será su regreso, a la que se podría poner fecha tras la revisión programada en Navidad. Aunque, al menos, la marca indica que los test de Misano les sirvieron para encontrar la línea correcta de trabajo, esa que perdieron con la lesión del ilerdense en julio de 2020. Y que, su hermano Álex, dice que han sabido mantener en su ausencia.

Espargaró y los pilotos del LCR Honda tomaron las riendas del test en Jerez. No era tarea fácil, aunque sí parece que resultó más sencillo de lo que se creía en un principio. Los comentarios de todos coincidieron, incluso con los de Marc porque, aun no estando presente, Santi Hernández (ingeniero del campeón), admitió que las peticiones iban en la línea de lo que Márquez pedía en Misano. Por el momento, parece que la crisis se solventa aunque, tal y como indicó Álex en su charla con AS desde Rufea, es mejor no adelantarse a los acontecimientos. Todo se confirmará en los test de Malasia, a los que no contempla ir sin la compañía de su hermano. No descartó la lucha por el Mundial del próximo curso y, mucho menos, el poder plantar cara a unas Ducati que parecen muy superiores. Pero el futuro para HRC es, como poco, "ilusionante".

Récord histórico de caídas para HRC

La falta de grip en la rueda trasera ha sido la principal causa de las caídas que Honda ha acumulado durante el año y el factor clave a tratar en los primeros test. Los números son críticos para Honda: un total de 75 caídas desde Qatar a Valencia. Un nuevo récord para la marca japonesa que, incluso, está muy lejos de la segunda fábrica que más se ha ido al suelo de 2021 (KTM, acumulando 57 caídas). Y teniendo en cuenta las 278 caídas con las que MotoGP ha cerrado el curso, las estadísticas son peores para la marca más laureada del Mundial. Con esas 75 caídas, las de Honda suponen más de una cuarta parte del total. Es decir, un 26% de todas las veces que se ha acabado en el suelo han sido pilotos de la fábrica japonesa (incluyendo a Stefan Bradl).

Y, haciendo un desglose de todas estas caídas, el Repsol Honda Team se lleva la peor parte. Pol Espargaró sumó, con la última de Valencia, un total de 20 accidentes en su temporada debut con la HRC. Un nuevo altísimo pero que, con cuatro carreras menos disputadas, su compañero de equipo ha logrado batir. Marc Márquez cerró el año en Misano con 22 caídas, cinco menos que su récord de 2017, cuando alcanzó las 27. En total, el equipo oficial cierra el año con 42 caídas, más dos de Stefan Bradl en su papel de sustituto. Y, como dato, tan solo Cal Crutchlow y Jack Miller (en su aventura por el equipo Estrella Galicia, en 2016) les superan en número de caídas: fueron 26 por parte del británico y 25 para el australiano, sumando un total de 51 accidentes.

De las 31 restantes (hasta llegar a los 75 accidentes), el LCR Honda se reparte con 12 caídas para Takaaki Nakagami y 19 para Álex Márquez. Sin duda, el dato para el pequeño de los hermanos es escalofriante porque, en su año de debut con el equipo oficial, tan solo se fue al suelo en dos ocasiones. Sin embargo, no es algo que lo preocupe porque, siendo un año de aprendizaje, confía en darle vuelta a la situación: "Ha sido un año difícil, pero como piloto y persona me ha hecho aprender muchas cosas, dar un paso adelante. Cada vez me siento más completo, controlando la electrónica y el feedback de la moto". Ahora, borrón y cuenta nueva para un año que ya ilusiona y del que, sobre todo, piden regularidad.